lunes, 15 de junio de 2020

Alemania: EEUU viola soberanía de Europa por Nord Stream 2

Parte de las obras de construcción del gasoducto Nord Stream 2 en Lubmin, noreste de Alemania, 26 de marzo de 2019. (Foto: AFP)
Parte de las obras de construcción del gasoducto Nord Stream 2 en Lubmin, noreste de Alemania, 26 de marzo de 2019. (Foto: AFP)

Alemania condena el plan de EE.UU. de imponer nuevas sanciones al gasoducto submarino ruso Nord Stream 2 como una “grave interferencia” en la soberanía de Europa.

El Ministerio de Exteriores de Alemania emitió el domingo un comunicado en el que denunció un nuevo plan impulsado por los congresistas estadounidenses para ampliar las sanciones contra el gasoducto Nord Stream 2, un megaproyecto promovido por Moscú y Berlín, que permitiría a Rusia proveer a Alemania de gas a través del mar Báltico.

“Las nuevas sanciones constituirían una grave interferencia en la seguridad energética europea y la soberanía de la Unión Europea [UE]”, se lee en el comunicado.

Un grupo de senadores estadounidenses presentó el pasado jueves un proyecto de ley que ampliaría las sanciones que anunció Washington en diciembre de 2019 contra el gasoducto Nord Stream 2.

La nota del Ministerio de Exteriores alemán alerta de que una extensión de embargos a Nord Stream 2 afectaría a todas las compañías participantes del proyecto, así como “de una manera semejante a todos los servicios, tales como chequeos, inspecciones o certificaciones que son necesarios para la explotación” del gasoducto.

A su vez, el ministro de Economía alemán, Peter Altmaier, señaló el viernes en unas declaraciones que el nuevo plan de EE.UU. viola el derecho internacional y perjudica la cooperación internacional.

Nord Srtream 2, que es la segunda conexión de este tipo entre Rusia y Alemania —después de la inauguración de la primera en 2011—, tiene la capacidad de transportar unos 55 000 millones de metros cúbicos de gas al año.

La Administración de EE.UU., presidida por Donald Trump, se opone a dicho proyecto, afirmando que el gasoducto aumentaría enormemente la influencia de Rusia en Europa en un momento de creciente tensión entre ambas potencias.

Washington, en concreto, se ha manifestado preocupado por el hecho de que el citado proyecto incremente la capacidad de control de Rusia sobre el suministro de energía hacia Europa.

Rusia, por su parte, acusa a EE.UU. de tratar de garantizar que los proveedores estadounidenses de gas natural puedan vender al mercado de la UE a un precio más alto.

Efectivamente, el Gobierno de Trump ha ofrecido exportaciones de gas natural licuado (GNL) de EE.UU. como una alternativa a los suministros rusos, calificándolo de “gas de libertad”.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios