miércoles, 3 de junio de 2020

Científicos descubren la "construcción monumental más antigua" de la civilización maya en México

Científicos descubren la "construcción monumental más antigua" de la civilización maya en México
Vista aérea del sitio Aguada Fénix, en Tabasco, México, el 3 de junio de 2020.Takeshi Inomata / Reuters

La estructura rectangular, localizada en el estado mexicano de Tabasco, probablemente fue utilizada para rituales masivos entre los años 1.000 y 800 antes de Cristo.

Científicos de la Universidad de Arizona descubrieron la estructura de la civilización maya más grande y antigua conocida hasta ahora. El hallazgo se hizo en una zona conocida como Aguada Fénix, ubicada en Balancán, en el estado de Tabasco (sureste de México).

La estructura rectangular, construida con arcilla y tierra, probablemente fue utilizada para rituales masivos entre los años 1.000 y 800 antes de Cristo.

Los científicos utilizaron la tecnología conocida como "Lidar" ('Light Detection and Ranging'), que a través de rayos láser penetra la vegetación y revela cualquier tipo de edificación bajo la tierra, para estimar que la estructura medía unos 400 metros de ancho por 1.400 de largo, con una altura de entre 10 y 15 metros.

"Esta es la construcción monumental más antigua que se haya encontrado en el área maya y la más grande en toda la historia prehispánica de la región", señalaron los investigadores Takeshi Inomata, Daniela Triadan y Verónica Vázquez.

Según explicó Inomata, en declaraciones retomadas por la agencia Reuters, en Aguada Fénix se realizaban rituales que "involucraban procesiones a lo largo de las explanadas y dentro de la plaza rectangular".

"La gente también depositaba objetos simbólicos como hachas de jade en el centro de la meseta", agregó Takeshi Inomata.

El hallazgo en Aguada Fénix, cerca de la frontera con Guatemala, es de vital importancia para comprender a la civilización maya, que contrario a lo que se conocía, tuvo una etapa inicial con una sociedad menos jerárquica y con menor desigualdad.

La investigación fue publicada en la revista Nature.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios