viernes, 5 de junio de 2020

EEUU convirtió a Irak y Siria en un campo para probar nuevas armas

EEUU convirtió a Irak y Siria en un campo para probar nuevas armas
Columna de humo tras un ataque aéreo de la llamada coalición, liderada por EE.UU., en Kobani, norte de Siria. (Foto: AP)

La llamada coalición anti-Daesh convirtió a Irak y Siria en un campo para probar nuevas armas, algo que causó la muerte de varios civiles, revela un informe.

En un reporte publicado este viernes, el portal Al-Arabi Al-Jadeed ha desvelado que la “coalición” contra el grupo terrorista EIIL (Daesh, en árabe) convirtió, desde 2014, los territorios iraquí y sirio en lugares para evaluar el funcionamiento de sus nuevos misiles y armas.

Tal situación aumentó el número de víctimas civiles en ambos países, pues, en algunos casos, las pruebas fallaban y causaban la muerte de varios inocentes, agrega la fuente, citando a parlamentarios y políticos iraquíes, que hablaron bajo condición de anonimato.

Además, prosigue, los miembros de la llamada coalición anti-EIIL, liderada por EE.UU., utilizaron nuevos aviones de combate para probar sus habilidades o para entrenar a sus pilotos, algo que condujo también a una subida de las bajas civiles.

Al respecto, Karim Aliwi, miembro del Comité de Seguridad y Defensa del Parlamento iraquí, ha declarado a Al-Arabi Al-Jadeed que dicho comité tiene evidencias de que varios países de la “coalición” usaron por primera vez nuevas armas en Irak y Siria, convirtiendo el suelo iraquí en una zona de entrenamiento militar para sus fuerzas, así como sus pruebas armamentísticas, so pretexto de la lucha contra Daesh.

Ante tal coyuntura, el funcionario iraquí ha solicitado al Gobierno de Bagdad que presente una queja ante los organismos internacionales que correspondan para que se abra una investigación sobre este particular.

Por su parte, Kamal al-Hasnawi, vicesecretario general del movimiento Al-Abdal, ha confirmado las mencionadas pruebas y advertido que, aparte de las bajas civiles, esas armas afectarán, en el futuro, al medioambiente y al ser humano.

En un comunicado divulgado el pasado febrero, la llamada coalición que lidera EE.UU. contra la banda ultraviolenta EIIL reconoció haber matado a 1370 civiles en Siria e Irak durante los últimos cinco años, concretamente desde agosto de 2014 hasta diciembre de 2019.

No obstante, varios organismos pro derechos humanos advierten que el balance de víctimas en estos dos países árabes es, en realidad, mucho mayor. Conforme a cifras ofrecidas por el Alto Comisionado iraquí para los Derechos Humanos (IHCHR, por sus siglas en inglés), los bombardeos de la “coalición” estadounidense han dejado unos 11 800 civiles muertos en Siria e Irak, incluidos 2300 niños y 1130 mujeres.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios