jueves, 4 de junio de 2020

Estrategia de Bolsonaro ante COVID-19: Muerte es destino de todos

Estrategia de Bolsonaro ante COVID-19: Muerte es destino de todos
El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, saluda a sus partidarios a su llegada al Palacio de Planalto, Brasilia, 24 de mayo de 2020. (Foto: AFP)

La inacción y la indiferencia del presidente de Brasil otra vez en el foco de atención, más ahora que dice que la muerte por coronavirus es el destino de todos.

“Yo lamento todos los muertos, pero es el destino de todo el mundo”, dijo el martes Jair Bolsonaro en declaraciones frente al Palacio de la Alvorada, la residencia oficial de la Presidencia brasileña en Brasilia (capital), ante un grupo de seguidores.

De hecho, eso fue la respuesta del mandatario brasileño al ser interrogado sobre el mensaje que le enviaría a los familiares de las víctimas por el nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, en Brasil, en el día en que el país registró un récord de muertos por la enfermedad.

Bolsonaro asimismo volvió a defender el uso de la cloroquina para tratar a los pacientes con el coronavirus pese a que la eficacia de esta medicina contra la COVID-19 no está probada e incluso la Organización Mundial de la Salud (OMS) recomendó la suspensión de los experimentos con este producto antipalúdico en todo el mundo.

Según los datos del Ministerio brasileño de la Salud, desde el lunes hasta el martes, Brasil registró 1262 muertes por el virus letal, su mayor cifra de fallecidos desde que comenzó la pandemia, y ya son 31 199 las personas que han perdido la vida a causa del coronavirus en el gigante suramericano.

En este periodo de 24 horas también se registraron 28 936 nuevos casos, con lo que el número de contagiados subió a 555 383 en Brasil, el segundo país con más casos en el mundo después de EE.UU. y el epicentro de la pandemia en la región latinoamericana.

Desde el comienzo del brote del coronavirus en Brasil, Bolsonaro, además de ignorar la cuarentena, ha minimizado el virus mortal, salió a las calles sin mascarilla, comió relajadamente en las calles y sobre el avance de la propagación del virus dijo: “Van a morir, lo siento”. Eso ha causado una fuerte caída de su popularidad y se han reforzado las peticiones a que se someta al presidente ultraliberal a un juicio político.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios