jueves, 4 de junio de 2020

ONU y Unión Europea respaldan el acuerdo sanitario entre el Gobierno y la oposición venezolana: ¿Y ahora qué?

ONU y Unión Europea respaldan el acuerdo sanitario entre el Gobierno y la oposición venezolana: ¿Y ahora qué?
Presidente de Venezuela, Nicolás Maduro (izquierda) y diputado opositor, Juan Guaidó (derecha).Manaure Quintero / Tom Brenner

Pese a este primer acercamiento, que cuenta con el apoyo internacional, las opiniones a lo interno de la oposición se encuentran divididas.

El Secretario General de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, saludó este jueves el acuerdo alcanzado entre el gobierno de Venezuela y un sector opositor, del denominado G4 (conformado por los partidos Voluntad Popular, Primero Justicia, Acción Democrática y Un Nuevo Tiempo), con la la Organización Panamericana de la Salud (OPS) para dar respuesta conjunta a la pandemia de coronavirus.

El canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, celebró la reacción de la ONU y agradeció que la organización "reconozca el rol de la OPS" y sugiera "seguir alcanzando acuerdos sobre esta base".


La decisión también fue apoyada por Josep Borrell, alto representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, quien expresó su satisfacción por "el acuerdo entre el Gobierno de Nicolás Maduro y el presidente interino Juan Guaidó sobre la gestión de ayuda humanitaria frente al coronavirus en Venezuela", y agregó que "el diálogo entre las partes es fundamental para avanzar".


Reacciones internas


Este acuerdo fue celebrado por el gobierno de Maduro, pese a haber llegado tres meses después del inicio de la pandemia. "Lo único que podemos objetar de los términos de este acuerdo es que llegó un poco tarde, pero no importa, nunca es tarde cuando la dicha es buena", afirmó el Ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, al respecto.

Por su parte, Arreaza estimó que se trata de "una buena noticia para todos", pues "la salud del pueblo" debe estar siempre "por encima de cualquier diferencia".

Mientras tanto, sectores de la oposición moderada, como el excandidato presidencial y exgobernador del estado Lara, Henri Falcón, consideraron que este convenio es "lo que la gran mayoría de los venezolanos espera" porque se traduce en "soluciones a sus verdaderos problemas".


De igual forma, el diputado opositor, Timoteo Zambrano, manifestó que "este acuerdo beneficiará a los ciudadanos venezolanos", y abogó por el diálogo como salida a los conflictos políticos.


Asimismo, el exsecretario de la denominada Mesa de la Unidad Democrática, que agrupó a muchos partidos de oposición, Jesús 'Chuo' Torrealba, indicó que se trata de "una gran noticia", ya que son "acuerdos por la gente".

Sin embargo, otros grupos opositores manifestaron su desacuerdo por considerar que, de esta forma, la derecha reconoce al gobierno de Maduro y pierde credibilidad la existencia de un "gobierno interino", supuestamente presidido por Guaidó.

Entre los inconformes están el dirigente Andrés Velásquez y el político Antonio Ledezma, quien se encuentra prófugo de la justicia venezolana e insinuó que la oposición debe firmar acuerdos con la DEA para detener a los integrantes del gobierno de Maduro.


¿Qué establece el acuerdo?


Este convenio, suscrito el pasado 3 de junio, asume que la pandemia es "un reto para la salud, economía y bienestar de la sociedad", por lo que ambas partes se comprometieron a "trabajar coordinadamente con el apoyo de la OPS" en la detección de casos, tratamiento oportuno de los positivos, aislamiento supervisado de los asintomáticos, cuarentena de los contactos, protección del personal de salud y acciones de prevención.

Asimismo, se acuerda que los firmantes trabajarán en la búsqueda de recursos financieros, que contribuyan al fortalecimiento de las capacidades de respuesta del país para atender la emergencia sanitaria. Hasta el momento, Venezuela registra un total de 20 fallecidos y 1.952 contagios a nivel nacional.

Más allá de ese acuerdo


A la par, la oposición moderada busca concretar otros acuerdos preestablecidos con el Gobierno, por lo que el secretario general del partido Movimiento al Socialismo (MAS), Felipe Mujica, presentó este jueves una solicitud de omisión legislativa ante la Sala Constitucional del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), para que se designe un nuevo Consejo Nacional Electoral (CNE).


El político explicó que con las diferencias surgidas dentro de la Asamblea Nacional en enero de este año (con la elección de dos presidentes en sesiones distintas), se hizo imposible un acuerdo en el Legislativo para designar un nuevo CNE, ya que para esto se requiere la participación de los dos tercios de los miembros del organismo.

Mujica considera que el nuevo Consejo Electoral debe conformarse rápidamente "como garantía a una convocatoria de elecciones limpias, plurales, transparentes", dentro de los "tiempos legales" establecidos para tal fin.

Este recurso legal fue respaldado por dirigentes de los partidos Movimiento al Socialismo (MAS), Avanzada Progresista (AP), Soluciones y Cambiemos.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios