viernes, 17 de julio de 2020

EEUU vuelve a desafiar a China con portaviones en aguas en disputa

El portaaviones USS Carl Vinson (CVN-70), de la clase Nimitz, de fabricación estadounidense.

En medio de las tensiones con Pekín, EE.UU. vuelve a enviar portaviones al mar de China Meridional “para mantener la preparación y competencia para la guerra”.

La Armada del país norteamericano, a través de su sitio web, ha informado este viernes que la Marina estadounidense ha enviado una flota, compuesta por los portaviones USS Nimitz y el USS Ronald Reagan, acompañados por varios buques de apoyo al mar de la China Meridional para “llevar a cabo ejercicios tácticos de defensa aérea” en dicha zona con el fin de “mantener la preparación y competencia para la guerra”.

El texto señala que estos dos portaviones están operando en el mar del Sur de China, donde lo permita la ley internacional, para “reforzar nuestro compromiso con un Indo-Pacífico libre y abierto, un orden internacional basado en normas, y con nuestros aliados y socios en la región”.

Esa coyuntura se produce después de que los ejercicios militares del gigante asiático comenzaran a principio de este mes de julio en las mismas aguas, y por los cuales el Gobierno de EE.UU., expresó su preocupación, calificándolos de “contraproducentes”.

Sin embargo, aunque la Armada estadounidense alega que “la presencia estos dos portaviones “no responde a ningún evento político o mundial específico” esta medida viene después de las declaraciones del Secretario de Estado de EE.UU., Mike Pompeo, quien dijo el lunes que el país norteamericano desestima las afirmaciones de China sobre los recursos en alta mar en la mayor parte del mar del Sur de China como totalmente ilegales.

En respuesta, la embajada del país asiático en EE.UU., calificando las declaraciones de Pompeo como “completamente injustificadas”, instó a Washington a detener sus “intentos de perturbar y sabotear la paz y la estabilidad de la región”.

En esta misma línea, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores chino, Hua Chunying, denunciando las medidas y acusaciones de la Casa Blanca en contra de su país, ha enfatizado en la misma jornada que los funcionarios estadounidenses, para garantizar “su propio interés y beneficio político, no dudan en secuestrar la opinión pública interna”, hasta el punto de “perder la razón y volverse locos”, ha subrayado la funcionaria.

Las autoridades chinas critican la presencia militar ilegal de EE.UU. en sus aguas territoriales y recalca que la militarización de la región marítima provoca inestabilidad y tensión. A medida que las tiranteces se agudizan entre EE.UU. y China, se alerta del creciente riesgo de un enfrentamiento entre ambos lados en la zona de Asia-Pacífico.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios