miércoles, 22 de julio de 2020

Washington Post: Fracasa “presión máxima” de Trump contra Irán

Washington Post: Fracasa “presión máxima” de Trump contra Irán
El presidente de EE.UU., Donald Trump, camina en el jardín de la Casa Blanca, en Washington, la capital, junio de 2020. (Foto: AP)

La campaña de “presión máxima” de EE.UU. contra Irán no ha logrado ninguno de los objetivos trazados por la Administración Trump, según The Washington Post.

La Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, mantiene una “presión máxima” sobre Irán desde que abandonó en mayo de 2018 un acuerdo multinacional que había firmado con el país persa tres años antes sobre el programa de energía nuclear iraní.

Desde entonces ha reanudado todos los embargos económicos que se habían levantado en virtud del pacto, y prometido seguir con las presiones hasta lograr un acuerdo más intrusivo con Irán.

Sin embargo, un artículo, publicado el martes en el diario estadounidense The Washington Post (WP), asegura que la campaña de “presión máxima” fracasó en alcanzar sus objetivos, incluida la renegociación del acuerdo nuclear con Irán, la prevención de la creciente influencia de Teherán en Asia Occidental, así como el cambio del Sistema de la República Islámica.

El editorial dice que la estrategia de presión de la Casa Blanca ha fortalecido también de manera involuntaria las relaciones bilaterales entre China e Irán.

La política de la Administración Trump, agrega el artículo, resultó en un “duro golpe a los intereses de Estados Unidos” cuando empujó a China e Irán hacia el logro de un acuerdo de cooperación integral de 25 años, algo que “podría rescatar la economía del país persa y darle a Pekín una nueva y poderosa posición en la región (de Asia Occidental)”.

El editorial de WP concluye que la política hostil de Washington hacia Pekín, exacerbada por la guerra comercial de Washington contra la nación china, ha presionado a Pekín a proteger a los “adversarios de EE.UU.” de la campaña de “máxima presión”.

China e Irán han redactado el borrador de una hoja de ruta de cooperación estratégica de 25 años entre ambas naciones. De concretarse, el pacto implicará que Pekín invierta alrededor de 400 mil millones de dólares en los sectores de energía e infraestructura de Irán durante un período de 25 años. A cambio, Teherán garantizará un suministro estable de productos energéticos importantes para la potente industria china.

Muchos expertos en asuntos internacionales culpan a la Administración Trump por la estratégica alianza creada entre Irán y China y consideran el reciente acuerdo de cooperación Teherán-Pekín “un golpe duro para la posición de EE.UU. tanto en Asia Occidental como en el mundo”.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios