domingo, 16 de agosto de 2020

Bolsonaro llevó a los brasileños a un "desfiladero" mortal con su respuesta a la pandemia, asegura un exministro de Salud del país

Bolsonaro llevó a los brasileños a un "desfiladero" mortal con su respuesta a la pandemia, asegura un exministro de Salud del país
El exministro de Salud de Brasil, Luiz Henrique Mandetta.Adriano Machado / Reuters

Luiz Henrique Mandetta, destituido a finales de abril por sus desencuentros con Bolsonaro en su manera de afrontar la crisis sanitaria, acusa al presidente de desempeñar un papel "fundamental" en conducir al país a una "catástrofe".

Luiz Henrique Mandetta, exministro de Salud de Brasil, ha señalado al presidente Jair Bolsonaro de conducir al pueblo brasileño a un "desfiladero" con su respuesta a la pandemia de covid-19. En su opinión, el mandatario será criticado en un futuro por los historiadores debido a su actitud "vacilante, egoísta y anticientífica", escribió el diario británico The Guardian este sábado, basado en una entrevista realizada al médico.

Mandetta, destituido a finales de abril por sus desencuentros con Bolsonaro en su manera de afrontar la crisis sanitaria, acusa al presidente de desempeñar un papel "fundamental" en conducir al país a una "catástrofe" y "jugar a la política con la vida de los ciudadanos en un momento de crisis global", recoge el medio.

Asimismo, este ortopedista de 55 años considera que la lucha de Bolsonaro contra el virus se vio comprometida por su "absoluto desprecio a la ciencia". El líder brasileño comparó el coronavirus con una "gripecita" y defendió el uso de la cloroquina y la hidroxicloroquina, dos medicamentos usualmente utilizados contra la malaria y el lupus cuya efectividad contra el covid-19 no ha sido probada científicamente.

"Es interesante que [Bolsonaro] rechace totalmente la ciencia y se burle de todos los que hablan de ciencia. Sin embargo, cuando existe la posibilidad de una vacuna, él es el primero en llamar a la puerta de la ciencia. Como si una vacuna pudiera redimirlo de su tambaleante marcha a través de esta epidemia", afirma Mandetta. Este mes se supo que el Gobierno del país suramericano destinará 356 millones de dólares a la compra de la vacuna contra el covid-19 elaborada por la Universidad de Oxford junto a la farmacéutica británica AstraZeneca.

En su conversación, el exministro también habló de un "sabotaje absoluto" al Ministerio de Salud por parte de Bolsonaro y confesó sentirse angustiado e impotente por la situación actual del ministerio. Tras la salida de Mandetta y su equipo, el cargo fue ocupado por Nelson Teich, quien duró menos de un mes, también por chocar en temas esenciales en la gestión del coronavirus. Desde mayo, el líder provisional de la cartera es Eduardo Pazuello, un general del Ejército sin experiencia médica. Al expulsar a los especialistas, Bolsonaro ha perdido el "contacto con la realidad", opina Mandetta.

"A un desfiladero al que personas cayeron y murieron"


Mandetta sospecha que la negativa del presidente brasileño de confrontar a las familias en luto por la enfermedad refleja la culpa que siente de pensar que su actitud costó vidas. "Llevó al pueblo brasileño a un desfiladero en una marcha rápida y la gente se cayó y murió, y tener que reconocer que esto fue un error, que esto causó dolor, creo que debe ser políticamente complicado para él en este momento", asevera, subrayando que cree que, pasada la pandemia, el jefe de Estado expresará públicamente su remordimiento.

Finalmente, el exministro advirtió que sin un cambio urgente de dirección el número promedio de muertes diarias por covid-19, que ha estado cerca o por encima de las 1.000 durante casi tres meses, solo disminuirá a finales de septiembre. Desde el inicio del brote, las autoridades sanitarias de Brasil han contabilizado un total de 3.317.096 de casos acumulados de covid-19 y el número de muertes asociadas ya suma 107.232.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios