domingo, 30 de agosto de 2020

EEUU envía nuevo convoy militar a zona petrolera en Siria

EEUU envía nuevo convoy militar a zona petrolera en Siria
Un convoy militar estadounidense a las afueras de la ciudad de Al-Qamishli, en la provincia de Al-Hasaka (noreste de Siria), 9 de enero de 2020. (Foto: AFP)

EE.UU. vuelve a violar la soberanía de Siria al enviar ilegítimamente un refuerzo militar y logístico a una de sus bases en este país.

Un convoy, compuesto por siete camiones y cuatro contenedores estadounidenses, cargados con materiales logísticos y equipos militares, ha entrado en Siria procedente de Irak, a través del cruce fronterizo de Al-Walid, ha reportado este domingo la agencia oficial siria de noticias, SANA.

De acuerdo con la información, que cita a fuentes locales, el convoy en cuestión se dirigió, tras ingresar en el territorio sirio, a la localidad de Al-Yazira, sita en la provincia de Deir Ezzor (este).

Las fuentes han detallado, además, que el destino final del convoy es la ilegal base aérea de Washington en Jerab Yeer, en el extremo noreste de la provincia nororiental siria de Al-Hasaka.

Pese a las denuncias y las negativas del pueblo y del Gobierno sirios, EE.UU. sigue enviando suministros bélicos y logísticos a las zonas orientales y nororientales de Siria, so pretexto de “proteger” los pozos de petróleo de los grupos terroristas, pero, en realidad, lo que busca es reforzar su presencia militar en dicha zona, conforme critica Damasco.

Deir Ezzor y Al-Hasaka albergan los campos de petróleo y gas más importantes de Siria. El campo de Al-Omar, el más grande del país, y la planta de gas Koniko están ubicados en Deir Ezzor, mientras que en Al-Hasaka se encuentran el campo de petróleo de Al-Rameilan y el campo de gas de Al-Jibsa.

Damasco denuncia que, al ver fracasado su plan A en Siria, es decir, la creación de grupos terroristas, EE.UU. ahora recurre a su plan B, que consiste en asfixiar la economía del país árabe y, para ello, impone sanciones restrictivas contra la nación siria y recurre al saqueo de sus recursos naturales.

De momento, el 70 por ciento de los pozos petrolíferos en el este de Siria se encuentran en las zonas bajo el control de las proestadounidenses llamadas Fuerzas Democráticas Sirias (FDS).

Entretanto, varios reportes recientemente surgidos han apuntado a la implicación de EE.UU. en el robo del petróleo sirio, al revelar un contrato de una empresa petrolera estadounidense con las FDS al respecto y el hecho de que Washington entrena a milicias kurdas con el objetivo ulterior de controlar los campos del oro negro.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios