miércoles, 26 de agosto de 2020

EEUU sanciona a instituto ruso vinculado a vacuna contra COVID-19

EEUU sanciona a instituto ruso vinculado a vacuna contra COVID-19
Ampollas de la vacuna Sputnik V en la fábrica Binnopharm, Zelenogrado, en Moscú, capital de Rusia.

EE.UU. ha impuesto sanciones al instituto de investigación del Ministerio de Defensa de Rusia, que participó en el trabajo sobre la vacuna contra la COVID-19.

La Oficina de Industria y Seguridad del Departamento de Comercio de EE.U. ha agregado este miércoles a cinco instituciones de investigación rusas a su lista de sanciones, incluido el 48.º Instituto Central de Investigación del Ministerio de Defensa de Rusia, involucrado en el desarrollo de la vacuna de la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

El 33.º Instituto Central de Investigación y Pruebas y el Instituto Estatal de Investigación Científica de Química y Tecnología Orgánicas de Moscú, capital de Rusia, son otras dos instituciones que han sido objeto de sanciones de Estados Unidos.

Según ha informado el Departamento de Comercio estadounidense mediante un reporte publicado en su página web, Washington ha establecido estas medidas punitivas al sospechar que dichos institutos “tienen vínculos con el programa químico ruso y el terreno de pruebas de armas químicas y biológicas”.

El 11 de agosto, el Ministerio de Salud de Rusia anunció el registro de la primera vacuna contra la COVID-19 en el mundo, denominado ‘Sputnik V’. Hasta el momento, más de 25 países han solicitado comprar 1000 millones de dosis de la vacuna rusa, según ha informado este miércoles la vice primera ministra de Rusia, Tatiana Gólikova.

Desde el primer momento que la noticia salió a la luz, el Gobierno estadounidense tomó una postura hostil hacia el destacado logro de Rusia en la fabricación de la vacuna contra el nuevo coronavirus, poniendo en duda su efectividad, afirmando que Sputnik V no ha completado los ensayos clínicos y le queda por realizar la tercera fase.

El ministro de Salud ruso, Mijaíl Murashko, y el director del Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya, Alexánder Guíntsburg, desmintieron las críticas “infundadas” de Washington y de algunos de sus aliados occidentales, asegurando que la vacuna ha superado todos los ensayos clínicos sin que se reportase efectos secundarios graves, pues el 100 % de los voluntarios desarrollaron anticuerpos neutralizantes del virus.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios