sábado, 8 de agosto de 2020

“El Líbano enfrenta una catástrofe humana, social y económica”

“El Líbano enfrenta una catástrofe humana, social y económica”
“El Líbano enfrenta una catástrofe humana, social y económica”

El ministro de Finanzas de El Líbano alerta de la grave crisis humanitaria, social y económica que vive el país tras la devastadora explosión en Beirut.

“En las circunstancias actuales, lo que más requiere El Líbano son medicinas, alimentos y materiales de construcción”, ha detallado Qazi Wazni en declaraciones hechas este sábado a la cadena catarí Al-Jazeera.

El titular istro libanés de Finanzas ha lamentado los graves efectos y serios daños causados por la potente explosión registrada el 4 de agosto en la zona portuaria de Beirut, cuya onda explosiva se sintió incluso a 10 kilómetros de distancia y destruyó casi la mitad de la ciudad capitalina.

El Líbano está negociando, ha agregado, con diferentes países para el suministro de los artículos de primera necesidad que requiere el pueblo, especialmente alimentos y medicinas, vitales en la actual situación en el que la pandemia del nuevo coronavirus también amenaza las vidas de los libaneses.

La devastadora detonación destruyó el único silo de cereales importante del país, ocasionado, además serios daños materiales valorados entre 10 000 y 15 000 millones de dólares.

Según el último balance ofrecido este sábado por el Ministerio de Salud, la explosión ha dejado 158 muertos, 6000 heridos, 300 000 desplazados y 21 desaparecidos. Entre los desplazados hay unos 80 000 niños, tal como ha aseverado el Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (Unicef).

Irán, Rusia y muchos otros países han enviado ayuda de emergencia a El Líbano, como toneladas de equipo sanitario y alimentos. Tras la tragedia se han intensificado las llamadas internacionales a EE.UU. para levantar las sanciones contra el pueblo libanés, una petición ignorada y rechazada como siempre por la Casa Blanca.

Hasta el momento, se desconoce la causa exacta, pero algunas investigaciones preliminares apuntan como el origen de la enorme explosión a las 2750 toneladas de nitrato de amonio almacenadas en el puerto. El presidente de El Líbano, Michel Aoun, no ha descartado, a su vez, la posibilidad del impacto de un cohete o bomba como origen de la deflagración.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios