miércoles, 5 de agosto de 2020

Michel Aoun promete castigar duramente a responsables del estallido

Zona portuaria de Beirut, la capital libanesa, mientras se producían las dos potentes explosiones en un almacén, 4 de agosto de 2020.

El presidente de El Líbano, Michel Aoun, promete que castigará duramente a los los culpables de la masiva explosión del puerto de Beirut.

Las dos potentes explosiones ocurridas el martes por la tarde en la zona portuaria de Beirut, capital libanesa, consideradas por funcionarios del país “un desastre nacional parecido al de Hiroshima”, han obligado a al menos 300 000 personas a desplazarse.

Durante una reunión sostenida este miércoles con el Gabinete libanés, encabezada por el primer ministro, Hasan Diab, Aoun ha abordado el referido incidente y ha enfatizado que “castigaremos a los responsables de la explosión ocurrida en el puerto de Beirut lo más severamente posible”.

Tras hacer un llamado a otros países a que presten ayuda urgente para poder atender a los heridos y reparar los daños registrados, el mandatario libanés ha dicho que no hay palabras para describir el horror de tal tragedia.

Por su parte, el premier libanés ha prometido que “los responsables de esta explosión tienen que pagar por lo que han hecho”, para luego precisar que “los resultados de la investigación deben ser rápidos y prioritarios”.

Al respecto, el Gobierno libanés ha ordenado la misma jornada poner bajo arresto domiciliario a los directivos de la Autoridad Portuaria de Beirut.

La ministra de Personas Desplazadas, Ghada Shreim, ha confirmado esta información y ha señalado que serán puestos bajo arresto domiciliario “todos los directivos del puerto responsables del almacenamiento, protección e inspección de los materiales explosivos” en la zona portuaria desde el año 2014.

Es más, el ministro libanés del Interior, Muhamad Fahmy, ha explicado que dicha medida se ceñirá por el momento a las personas que desempeñaban altos cargos en el puerto, si bien ha insistido en que las investigaciones no han finalizado.

No obstante, Fahmy ha descartado una investigación internacional y ha destacado que el país cuenta con las “capacidades necesarias” para realizar una pesquisa objetiva. “Lo más importante es hallar a los responsables”, ha subrayado.

La concatenación de explosiones fue tan fuerte que sacudió varias partes de Beirut. A kilómetros de la escena de los hechos, se desplomaron balcones y techos, y los cristales de las ventanas se hicieron mil pedazos.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios