jueves, 27 de agosto de 2020

Soldado británico detenido por denunciar venta de armas a Riad

Soldado británico detenido por denunciar venta de armas a Riad

El Reino Unido arresta a un soldado británico por denunciar que Londres “tiene en sus manos sangre” de yemeníes debido a la venta de armas a Arabia Saudí.

Ahmad al-Batati, un cabo segundo de 21 años de la ciudad británica de Sheffield, fue arrestado por la Real Policía Militar el martes despúes de realizar una protesta contra el apoyo del Reino Unido a la agresión de Arabia Saudí en Yemen.

Las imágenes publicadas en línea mostraban a Batati, que nació en Yemen, de pie en la calle Whitehall (donde se ubican varios edificios gubernamentales) con su uniforme militar con una pancarta que decía que “se negaba” a seguir sirviendo en el Ejército británico hasta que finalizaran todas las ventas de armas a Riad.

Batati hacía sonar su silbato cada 10 minutos para marcar simbólicamente la frecuencia con la que muere un niño en Yemen durante nueve horas y media de su protesta en esta calle.

Las imágenes publicadas por el grupo Stand for Justice, lo muestran siendo arrestado y escoltado por tres oficiales de la Real Policía Militar después de dicho acto de protesta.

En un video publicado anteriormente en las redes sociales, el militar condenó al Gobierno británico indicando que tenía “sangre en las manos” por su continuo apoyo a la agresión saudí en Yemen.

“Me uní al Ejército en 2017 y juré proteger y servir al país, pero no ser parte de un Gobierno corrupto que continúa armando y apoyando el terrorismo”, aseveró Batati.

En declaraciones al portal web Middle East Eye, Batati confirmó que había sido liberado y devuelto a su unidad, pero dice que no sabe qué pretende hacer el Ejército británico en su contra por su protesta.

Joe Glenton, un veterano del Ejército británico que fue enviado a prisión por negarse a continuar su servicio militar en Afganistán, dijo que Batati podría estar enfrentando una pena de cárcel por su protesta.

Según las insignias en su uniforme, este soldado británico pertenecía al 14 Regimiento de Señal (Guerra Electrónica), que proporciona inteligencia a las fuerzas terrestres del Ejército del Reino Unido.

Riad sigue siendo el mayor cliente de armas británicas y ha comprado aviones de combate Typhoon y Tornado, así como bombas guiadas con precisión.

En julio, el Gobierno del Reino Unido reanudó la concesión de licencias para la venta de armas nuevas a Arabia Saudí, alegando que “no había un riesgo claro” de que las armas británicas se utilizaran para crímenes de guerra.

Esta alegación contradice a un informe del mismo Gobierno en que confirmó en julio que el Ministerio de Defensa había registrado más de 500 incidentes de posibles violaciones del derecho internacional humanitario en Yemen.

Los datos recopilados por la Campaña Contra el Comercio de Armas (CAAT, por sus siglas en inglés) indican que el Reino Unido ha otorgado licencias de armas por valor de 6.3 mil millones de libra esterlina a Arabia Saudí en los primeros cuatro años de la intervención militar de Riad en Yemen.

Varios organismos, entre ellos la organización pro derechos humanos Human Rights Watch (HRW), han condenado en reiteradas ocasiones los “crímenes de guerra flagrantes” de Riad y sus aliados contra el país más pobre del mundo árabe, y han instado al Occidente a cesar la venta de armas al “asesino” saudí.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios