viernes, 4 de septiembre de 2020

Bolsonaro tiene 5 días para explicar uso de militares en Amazonía

Bolsonaro tiene 5 días para explicar uso de militares en Amazonía
Presidente brasileño, Jair Bolsonaro, pasa revista al batallón de ceremonias de las Fuerzas Armadas.

El Gobierno brasileño de Jair Bolsonaro tendrá que explicar ante la Justica el uso de militares en acciones de combate contra desforestación ilegal en la Amazonía.

La jueza Carmen Lúcia Antunes (del Tribunal Supremo Federal) otorgó el jueves al presidente Bolsonaro y al ministro de Defensa, el general Fernando Azevedo, un plazo de “cinco días” para responder a la petición del Partido Verde (PV), que cuestiona el uso de las Fuerzas Armadas en zonas de frontera, tierras indígenas y parques naturales de la Amazonía brasileña en acciones contra la desforestación.

Según la formación ecologista, el uso del Ejército en tales situaciones “promueve una genuina militarización de la política ambiental brasileña, en flagrante confrontación con los dictados constitucionales y usurpando las competencias de los organismos de protección ambiental [que actúan como policía ambiental], especialmente el Instituto Brasileño del Medio Ambiente y Recursos Naturales Renovables (Ibama)”.

El PV señala que los militares no tienen un historial de combate a la deforestación y los incendios, y su presencia en la zona obstaculiza la ‘Operación Verde Brasil 2’, cuyo objetivo es combatir los actos ilícitos ambientales.

“Los números relativos a la destrucción de la Amazonía continúan aumentando, señalando otro año de retroceso en la preservación del bioma”, se lee en la petición presentada ante el Supremo.

La ‘Operación Verde Brasil 2’ comenzó en mayo con el envío de más de 3000 militares a la región amazónica para intentar frenar la deforestación y los incendios, pero hasta ahora ha mostrado escasos resultados.

Los incendios (29 307 focos) del pasado agosto en la Amazonía fueron el segundo peor de la década en relación con incendios forestales, y difirieron poco con los registrados el mismo mes de 2019, cuando las llamas en la mayor selva tropical del planeta generaron indignación mundial de incendio; apenas un 5 % menos que el año pasado.

Esto ocurre mientras que el presidente brasileño dice que es una “mentira” que la Amazonía esté ardiendo e insiste que el mayor bosque tropical del mundo “se preserva por sí solo” gracias a las características de su vegetación.

De hecho, Bolsonaro, un defensor de la explotación de los recursos naturales en la Amazonía, ha sido objeto de críticas internacionales por los extensos incendios y la deforestación de esta enorme zona boscosa brasileña durante su mandato.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios