miércoles, 2 de septiembre de 2020

Estudio sugiere que los no creyentes tienen más probabilidades de dormir mejor que los cristianos

Estudio sugiere que los no creyentes tienen más probabilidades de dormir mejor que los cristianos
Imagen ilustrativaPixabay / StockSnap

Los ateos y agnósticos experimentan menos dificultad para conciliar el sueño por la noche, según las conclusiones preliminares obtenidas por los investigadores.

Un reciente estudio sobre el sueño y las afiliaciones religiosas encontró que las personas que no creen en Dios tienen muchas más probabilidades de dormir mejor que los cristianos, según dio a conocer la Academia Estadounidense de Medicina del Sueño en un comunicado.

El estudio que fue publicado la semana pasada con motivo del evento Virtual SLEEP 2020, involucró a una muestra poblacional de 1.501 participantes en una encuesta realizada por la Universidad de Baylor en Texas, a quienes se les preguntó sobre sus creencias religiosas, comportamientos y su dificultad para conciliar el sueño.

En contraste con la afirmación de que la fe religiosa es buena para el bienestar mental, los resultados preliminares mostraron que el 73 % de los ateos y agnósticos pudieron dormir siete o más horas por la noche, lo cual es recomendado por los especialistas para promover una salud óptima. Mientras que el 63 % de los católicos y solo el 55% de los bautistas consiguieron dormir al menos siete horas. Además, los no cristianos experimentaron menos dificultad para conciliar el sueño.

La investigación también mostró que los participantes que informaron dormir siete o más horas tenían una perspectiva más optimista de creer que irían al cielo. Sin embargo, estas percepciones del cielo no estaban relacionadas con la dificultad para conciliar el sueño por la noche.

"La salud mental se discute cada vez más en los entornos de la iglesia, pero la salud del sueño no se discute", señaló la autora principal del estudio Kyla Fergason. "Sin embargo, sabemos que la falta de sueño socava muchas habilidades humanas que se consideran valores fundamentales de la iglesia", agregó.

Aunque de momento continúa la interrogante de si dormir mejor podría ayudar a las personas a crecer en su fe, los investigadores sí están seguros de que la salud mental, física y cognitiva depende en gran medida de la calidad del sueño.

"La mala salud del sueño tiene implicaciones para la salud física y mental y, aparentemente, también las percepciones o creencias religiosas", concluyen los autores recordando que es necesario realizar más investigaciones para hacer una conclusión definitiva.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios