sábado, 10 de octubre de 2020

Detienen al expresidente de Kirguistán por alentar las protestas

El Departamento del Interior comunicó que un toque de queda entre las 21H00 y las 05H00 horas locales en la capital de Kirguistán, Biskek. | Foto: Almayadeen


El exmandatario había sido liberado del centro de detención del Comité Estatal de Seguridad Nacional el 5 de octubre.

El expresidente de Kirguistán, Almazbek Atambáyev, fue detenido este sábado por las fuerzas especiales, reportó el servicio de prensa del Comité Estatal de Seguridad Nacional.

El organismo precisó que el expresidente fue detenido en el marco de una operación tras los disturbios masivos en Biskek, sospechoso de ser uno de los organizadores.

El exmandatario ya había sido liberado del centro de detención del Comité Estatal de Seguridad Nacional el 5 de octubre por manifestantes que protestaban contra los resultados de las elecciones parlamentarias del pasado domingo.

Los manifestantes ocuparon varias oficinas públicas y lograron que el Comité de Seguridad Nacional excarcelara a varios políticos presos, entre ellos el expresidente Almazbek Atambáyev, el ex primer ministro Sapar Isakov (2017-2018) y el exdiputado Sadir Zhaparov.

Asimismo, el Departamento del Interior del país comunicó que un toque de queda entre las 21H00 y las 05H00 horas locales fue impuesto en la capital de Kirguistán, Biskek, en medio de las protestas por los resultados de las recientes elecciones.

También se prohíbe la celebración de manifestaciones y otras concentraciones en la capital y también se veta el comercio de las bebidas alcohólicas entre las 18H00 y las 09H00 locales.

Por otra parte, el presidente de Kirguistán, Sooronbai Jeenbékov, decretó el despliegue del ejército en la capital del país, Biskek, donde se ha declarado el estado de emergencia para hacer frente a los disturbios de los últimos días.

Según el decreto presidencial, las unidades militares organizarán puestos de control por la ciudad para evitar "enfrentamientos armados, garantizar el orden público y defender a la población".

Jeenbékov se reunió con el jefe del Estado Mayor del Ejército de esta república centroasiática, Taalaibek Omuralíev, con el que abordó medidas para estabilizar la situación política en el país, según informa la agencia kirguisa, AKIpress.

El mandatario se mostró dispuesto a renunciar a su cargo una vez se haya creado un nuevo Gobierno y sea aprobado un nuevo primer ministro, por lo que firmó este mismo viernes un decreto para destituir al Ejecutivo en pleno.

El martes pasado, el primer ministro de Kirguistán, Kubatbek Boronov, presentó su dimisión. El mismo día los líderes opositores crearon un consejo de coordinación y postularon a Sadir Zhaparov como primer ministro y el Parlamento confirmó su candidatura en una sesión extraordinaria. Kirguistán se encuentra sumida en una grave crisis después de las elecciones del pasado día 4, en las que solo dos fuerzas opositoras habrían entrado en el Parlamento y cuyo resultado fue denunciado como fraudulento por los partidos que no superaron el umbral del 7 % requerido para lograr representación.

telesurtv

A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios