jueves, 29 de octubre de 2020

España decide “normalizar” lazos con el nuevo Gobierno de Bolivia

La secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica del Gobierno de España, Cristina Gallach.


España anuncia estar en pleno proceso de normalización de lazos con el nuevo Gobierno de Bolivia y enviará pronto a su nuevo encargado al país andino.

La secretaria de Estado de Asuntos Exteriores y para Iberoamérica del Gobierno de España, Cristina Gallach, en una Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, ha informado este jueves que su país está organizando el proceso de “normalización de relaciones” con el nuevo Gobierno del presidente de Bolivia, Luis Arce.

“Una vez tome posesión el nuevo Gobierno, cerraremos este proceso y tendremos un embajador en La Paz (capital administrativa de Bolivia)”, ha asegurado Gallach.

En esta misma línea, ha detallado que, en “los próximos días” España enviará su representante a Bolivia, que tenderá un menor rango que un embajador, ha agregado, manifestando que también en el país europeo se está procediendo a autorizar gradualmente la acreditación del personal administrativo y diplomático de Bolivia en España.

En otra parte de sus declaraciones, Gallach ha pedido un “consenso básico” en la política hacia Iberoamérica y ha dicho a los diputados que, aunque las diferencias políticas hagan poner el acento en distintas prioridades “no debería ser obstáculo para tener otros consensos respecto al contenido básico y a la forma de hacer política”, ha puntualizado.

Esta decisión del Gobierno español sale a la luz después de que en diciembre de 2019, el gobierno de facto de Bolivia ordenara la salida del país de la embajadora de México, María Teresa Mercado; así como de la encargada de Negocios y del cónsul de España, Cristina Borreguero y Álvaro Fernández, respectivamente.

La medida se dio después de que funcionarios de la Embajada de España en La Paz intentaran ingresar en la embajada de México, donde se encontraban solicitando asilo un grupo de exfuncionarios vinculados al expresidente Evo Morales.

Tras conocerse el anuncio del gobierno de facto, España respondió y ordenó la expulsión de tres diplomáticos bolivianos acreditados en Madrid en menos de 72 horas.

Sin embargo, a pesar de todos los esfuerzos del gobierno de facto contra Morales, el Movimiento al Socialismo (MAS) de Bolivia volvió al poder luego de un año cuando EE.UU. y la oposición del país orquestaron un golpe de Estado contra el líder indígena, suceso tras el cual, Morales renunció a su cargo para evitar más actos violentos en el país.

hispantv

A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios