domingo, 11 de octubre de 2020

Human Rights Watch: Cientos de miles de personas con problemas de salud mental viven encadenadas

Mujer de 21 años con trastorno mental, encadenada en un establo familiar cerca de Sidi Slimane, Marruecos, el 15 de noviembre de 2014.Fadel Senna / AFP


El informe señala que la comunidad internacional aún no ha prestado la debida atención a este problema.

El último informe publicado por Human Rights Watch está dedicado al problema del encadenamiento de personas con discapacidades psíquicas y sociales.

La ONG entrevistó a más de 350 afectados, sus familiares, médicos y profesionales de salud mental, personal que trabaja en instituciones de salud, así como a funcionarios gubernamentales responsables y defensores de derechos humanos en varias partes del mundo.

Basándose en la información obtenida, HRW ha encontrado evidencias de encadenamiento de personas con problemas de salud mental de todos los grupos de edad, etnia, religión, estrato socioeconómico, en áreas urbanas y rurales en unos 60 países de Asia, África, Europa, Oriente Medio y América.
Niños, víctimas

Por ejemplo, en Guatemala, HRW encontró que cientos de niños con discapacidad intelectual permanecían atados a muebles o encerrados en jaulas en orfanatos. En Nigeria, descubrió que el encadenado más pequeño tenía 10 años, y el mayor 86. En Arabia Saudita se reveló que un hombre con discapacidad psicosocial había pasado 37 años clavado en una cueva situada en las montañas.

Por su parte, en México, los niños con discapacidades psicológicas localizados en una instalación estaban completamente envueltos con vendas y cinta adhesiva como si fueran momias.

Habitualmente, las personas con problemas de salud mental son encadenadas contra su voluntad por sus propios familiares, que los mantienen en el hogar o envían a instituciones médicas y religiosas. Los discapacitados experimentan estigmatización y viven en condiciones infrahumanas. Aún más, privados del acceso adecuado a saneamiento y a la atención médica básica, corren más riesgo de contraer el covid-19.

HRW sostiene que el mundo todavía no le ha prestado mucha atención al problema del encadenamiento. No hay ni estadística relevante de casos, ni se aplican esfuerzos coordinados a nivel internacional o regional para erradicar estas prácticas. Para hacer frente al problema, HRW, de cara al Día Mundial de la Salud Mental, que se celebra el 10 de octubre, ha lanzado la campaña global #BreakTheChains (#RomperLasCadenas). Su objetivo es poner fin al encadenamiento de personas con problemas de salud mental.

RT

A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios