sábado, 31 de octubre de 2020

Relator de ONU llama a boicotear productos de colonias israelíes

Un cartel instalado en una calle de la ciudad cisjordana Beit Lahm (Belén), pide boicotear los productos de los asentamientos israelíes. (Foto: AFP)

Un relator de la ONU llama a boicotear los productos fabricados en las colonias ilegales de Israel, como un castigo a sus planes expansionistas.

El relator especial de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre los Derechos Humanos en Palestina, Michael Lynk, ha condenado este viernes las construcciones ilegales del régimen de Tel Aviv en la ocupada Cisjordania y ha urgido al mundo a bloquear los productos elaborados en los asentamientos ilegales israelíes, como un paso para poner fin a la ocupación.

“Los productos hechos en los asentamientos deberían prohibirse en el mercado mundial y todos los contratos y acuerdos existentes con Israel deberían revisarse”, ha sostenido Lynk, para después pedir el respaldo de la comunidad internacional a una investigación de la Corte Penal Internacional (CPI) respecto el caso.


Conforme ha resaltado el relator de la ONU, aunque el régimen de Israel suspendió su programa de anexión de las tierras palestinas en Cisjordania en el mes de agosto, continuó levantando nuevos asentamientos en estos territorios, en el más reciente caso, la construcción de 5000 casas ilegales.

Lynk ha lamentado, por otra parte, que no haya habido una intervención internacional decisiva para detener el expansionismo israelí. “Mientras los asentamientos israelíes siguen devorando la tierra donde se debería formar un Estado palestino independiente, la comunidad internacional observa, a veces critica, pero no actúa”, ha repudiado.

El experto, además, ha denunciado la decisión del Gobierno de Estados Unidos de firmar un acuerdo con Israel para expandir su “cooperación científica” a los asentamientos en la ocupada Cisjordania, una decisión criticada categóricamente por las autoridades palestinas.

Pese al rechazo del mundo a esta práctica israelí y la aprobación de una resolución en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), que condena los asentamientos ilegales, el régimen de Tel Aviv destruye con frecuencia las casas de los palestinos en Cisjordania y Al-Quds (Jerusalén), para facilitar la construcción de más asentamientos ilegales, los cuales violan las Convenciones de Ginebra y el derecho internacional.

La expansión de estas viviendas se ha acelerado en los últimos años, con el impulso del premier israelí, Benjamín Netanyahu, y su aliado estadounidense, el presidente Donald Trump, que, con su polémico plan, llamado ‘el acuerdo del siglo’, anima a Israel a ocupar más territorios palestinos.

Las autoridades de Palestina tachan, a su vez, de saqueo de sus tierras los planes israelíes para ampliar las colonias, pues, denuncian, es un claro ejemplo de las violaciones sistemáticas del derecho y las resoluciones internacionales por parte de Israel.

hispantv 

A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios