lunes, 26 de octubre de 2020

Someten a varias mujeres a un examen médico forzoso en el aeropuerto de Catar tras el hallazgo de un bebé abandonado en un baño

Personal del aeropuerto internacional Hamad hablan con los pasajeros en Doha, Catar, el 12 de junio de 2017.Naseem Zeitoon / Reuters

La ministra de Relaciones Exteriores de Australia, Marise Payne, se refirió al incidente como "un conjunto de eventos tremendamente perturbador y ofensivo".

Varias mujeres, entre ellas 13 australianas, fueron sometidas a un examen médico forzoso en el aeropuerto internacional Hamad de Doha, la capital de Catar, tras el hallazgo de un recién nacido abandonado en uno de los baños de la terminal aérea, informa la cadena 7 News.

El hecho ocurrió a principios de octubre. Las autoridades cataríes presuntamente obligaron a las mujeres a quitarse la ropa interior para examinar sus genitales de forma invasiva y sin su consentimiento. Según el reporte del medio, ninguna de ellas fue informada sobre el hallazgo del bebé antes que se iniciaran los registros.

El incidente ha provocado un impase diplomático entre Doha y Canberra. La ministra de Relaciones Exteriores de Australia, Marise Payne, confirmó este lunes que a principios de mes las ciudadanas de su país se habían puesto en contacto con las autoridades para denunciar el hecho y que el Gobierno abordó el asunto con el embajador catarí.
"Tremendamente perturbador y ofensivo"

Asimismo, la funcionaria se refirió a lo ocurrido como un "incidente extraordinario" y señaló que también se puso en conocimiento de la Policía Federal Australiana.

"Este es un conjunto de eventos tremendamente perturbador y ofensivo. No es algo que haya escuchado que ocurra en mi vida, en ningún contexto. Hemos dejado muy claras nuestras opiniones a las autoridades de Catar", agregó Payne.

Por su parte, el aeropuerto catarí emitió un comunicado, citado por Reuters, indicando que el bebé permanecía sin identificar y estaba recibiendo atención médica.

Asimismo, argumentaron que "los profesionales médicos expresaron su preocupación a los funcionarios por la salud y el bienestar de una madre que acababa de dar a luz y solicitaron que la ubicaran antes de partir" desde el aeropuerto.

No obstante, Payne recalcó que el Gobierno australiano espera obtener un informe de las autoridades cataríes para el final de la semana, señalando sus preocupaciones sobre el consentimiento de las mujeres implicadas para someterse al examen médico y subrayando que "estos son asuntos muy privados y personales".

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios