viernes, 23 de octubre de 2020

Un joven olvida un alijo de cocaína de 47.000 dólares cerca de una estación de trenes y le pide a la Policía que le ayude a buscarlo

Imagen ilustrativaArtur Widak / www.globallookpress.com

El irlandés, que no tenía antecedentes penales ni estaba en la mira de las autoridades, fue detenido después de que su actuar con el personal de seguridad llamara la atención. Lo ocurrido fue calificado de "delito inusual" por el juez.

Un joven de Dublín (Irlanda) arrestado por transportar un alijo de cocaína por valor de 40.000 euros (unos 47.000 dólares) recibió su sentencia esta semana. Sin embargo, es posible que Darren Barnwell no habría sido detenido ni juzgado por el delito de no ser por su propia ingenuidad y torpeza, de acuerdo con The Irish Times.

En agosto de 2018, Barnwell llegó en tren desde la capital hasta la ciudad de Cork, en el sur del país, y dejó olvidada la bolsa con el cargamento ilegal en una tienda de abarrotes cerca de la estación ferroviaria, donde acabó provocando un alboroto con el personal de seguridad porque pensaba que la había olvidado dentro del vagón. Tras insistir para que se le permitiera volver al tren para buscarla, incluso llamó a un policía para informar sobre la pérdida.

Luego de llegar a la conclusión de que en realidad había dejado la mercancía en la tienda de comestibles, se devolvió hasta allí y la encontró intacta. La bolsa había sido encontrada por el personal del mercado, que no llegó a abrirla. Sin embargo, quince minutos después de salir del lugar, presa del pánico el joven se encontró con varios uniformados que lo interrogaron sobre el contenido del bolso y este "admitió plenamente" que en su interior había una gran cantidad de cocaína y que "había llegado a Cork desde Dublín para recoger la droga", señaló el detective Kieran O'Sullivan.

Barnwell, de 22 años, no tenía antecedentes penales ni estaba en la mira de las autoridades y fue su actuar con el personal de seguridad lo que llamó la atención. El día de su arresto hacía las veces de mensajero y debía entregar los estupefacientes a otra persona, detalló el detective.

Al dictar su sentencia, el juez Sean O'Donnabhain calificó de "delito inusual" lo ocurrido y se sorprendió de que el joven no tuviera "condenas previas ni llamara la atención de la Policía antes". Bajo ese contexto, suspendió su sentencia de cuatro años a cambio de que Barnwell se comporte bien durante ese período. "Este es un caso excepcional. Parece estar mucho mejor ahora y ha cooperado con el servicio de libertad condicional", afirmó el magistrado.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios