viernes, 13 de noviembre de 2020

Agencia de ciberseguridad de EEUU: No hubo fraude en los comicios

Operarios computan los votos emitidos por correo con máquinas Dominion Voting Systems en un centro electoral de Atlanta, Georgia, el 7 de Noviembre.

La agencia de ciberseguridad de EE.UU. refuta las denuncias de Trump y afirma que los comicios presidenciales fueron los más infalibles de la historia del país.

La Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad de EE.UU. (CISA, por sus siglas en inglés), ha aseverado, mediante un comunicado emitido este viernes, que las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre fueron las más seguras de la historia del país norteamericano, sin que, en ningún momento, sus operarios detectaran indicios de manipulación de voto o fallo en los sistemas de recuento de los sufragios.

“No hay pruebas de que algún sistema de votación haya eliminado o perdido votos, alterado votos o haya resultado afectado de alguna manera”, apunta la nota de la CISA, en alineación con otro informe similar ofrecido por el Comité Ejecutivo del Consejo de Coordinación Gubernamental de Infraestructura Electoral (CCG), encargado de la seguridad de los sistemas electorales en el país estadounidense.

La agencia de ciberseguridad ha señalado, sin embargo, que los funcionarios electorales “están revisando y volviendo a comprobar todo el proceso electoral antes de finalizar el resultado”.

El comunicado de este órgano sale a la luz a raíz de los rumores esparcidos por el presidente saliente, Donald Trump, y miembros de su campaña, que acusan a la empresa de software de votación y máquinas electorales Dominion Voting Systems, de eliminar y alterar votos inicialmente destinados al mandatario para consignarlos a su rival demócrata, Joe Biden.

Desde el pasado 7 de noviembre, cuando las proyecciones de los principales medios de comunicación dieron como ganador de los comicios al exvicepresidente de Barack Obama, el dirigente republicano se ha negado a reconocer su derrota y ha denunciado sin pruebas un fraude electoral, al tiempo que ha emprendido una estrategia legal basada en una serie de querellas que de momento no han tenido éxito y solo han retrasado un traspaso pacifico de poder al nuevo equipo ganador.

En su nota, la CISA ha expresado su mayor confianza en la seguridad e integridad de las elecciones presidenciales, frente a “muchas afirmaciones infundadas” y ejemplos de “desinformación sobre el proceso electoral” y, de hecho, ante tales retóricas promovidas por las filas republicanas, ha recalcado que los comicios “fueron los más seguros en la historia de Estados Unidos”.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios