miércoles, 11 de noviembre de 2020

Argentina carga contra la OEA: Su función no es patrocinar golpes

La delegación argentina, liderada por el presidente, Alberto Fernández, y el canciller, Felipe Solá, junto al electo dirigente de Bolivia, Luis Arce, 8 de noviembre de 2020.


El canciller argentino carga contra la Organización de Estados Americanos (OEA) por su posición sobre el golpe de Estado al expresidente boliviano Evo Morales.

“Lo que ocurrió en Bolivia no hubiese sido posible sin la anuencia de la OEA. Su función es denunciar golpes [de Estado], no patrocinarlos”, indicó el martes el ministro de Asuntos Exteriores de Argentina, Felipe Solá, en la red social Twitter.

Solá se refirió, de este modo, a la misión de observación de los comicios de 2019 de la OEA, que publicó un desacertado informe preliminar de auditoría en el que alegaba sin presentar prueba alguna de que Morales no había conseguido los votos suficientes, por lo que maquinó un “fraude”.

El duro mensaje del canciller argentino se ha emitido tras la asunción del nuevo Gobierno de Luis Arce en Bolivia, que permitió el regreso del Movimiento al Socialismo (MAS) al poder, y a su líder, Morales, al país andino, un año después de exiliarse en México y Argentina tras sufrir el golpe de Estado en su contra dado por la oposición, que desconoció su relección en las presidenciales de 2019.

El canciller argentino celebró el triunfo del sucesor político de Morales en las presidenciales del pasado octubre celebradas en Bolivia y el retorno del exmandatario a su país, para luego reiterar su colaboración en este nuevo proceso de unidad. “Trabajaremos en esta nueva etapa política del continente para recuperar la unidad perdida, con la voluntad de una integración fuerte y responsable”, señaló.



Días atrás también, el funcionario argentino había apuntado contra el secretario general de la OEA, Luis Almargo, por su postura ante Venezuela, considerando que el dirigente no cumple con la función de promover las relaciones económicas, políticas, culturales y jurídicas, sino que por el contrario opta por posiciones personales que terminan alimentando el problema al que se debe solucionar.

Almagro apoya abiertamente un golpe de Estado contra el presidente venezolano, Nicolás Maduro, y llama a la insurrección en ese país. De hecho, reconoció la autoproclamación ilegal del líder opositor venezolano Juan Guaidó como “presidente encargado” de Venezuela.

El Consejo Permanente de la OEA ha aprovado, el pasado 9 de abril, una resolución, en la que reconoció como representante permanente de Venezuela a Gustavo Tarre, enviado del golpista Guaidó.

hispantv

A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios