lunes, 16 de noviembre de 2020

Huawei insta a Londres a levantar el veto al 5G esperando un cambio de rumbo con Biden

Imagen ilustrativaHan Yan / www.globallookpress.com


El Reino Unido ha bloqueado a la empresa china el acceso a su mercado 5G este año.

Huawei ha llamado al Reino Unido a revisar su decisión de impedir que el gigante de telecomunicaciones chino desarrolle la red 5G en el país, señalando la posibilidad de que EE.UU. pueda cambiar el tono internacional en lo referente a la empresa con la salida de Donald Trump de la Presidencia.

El vicepresidente de Huawei, Victor Zhang, ha afirmado a The Guardian que Londres, que había bloqueado a Huawei en sus planes tras el veto de Trump a la compañía, debe tomar una nueva actitud tras la partida del presidente. La semana pasada Pekín reconoció al demócrata Joe Biden como presidente electo de EE.UU.

"Aquella fue una decisión política, motivada por las percepciones que tiene EE.UU. de Huawei y no por las que tiene el Reino Unido. No estuvo motivada por [consideraciones de] seguridad sino por la guerra comercial entre EE.UU. y China", dijo el ejecutivo.

Recomendando a Londres llevar una política que "asegure un crecimiento", Zhang citó las estimaciones del Gobierno británico indicando que el despliegue del 5G en el país podría verse postergada varios años sin la ayuda de Huawei, algo que tendría consecuencias económicas desastrosas para el Reino Unido, según el directivo.

El pasado 14 de julio el ministro de Cultura del Reino Unido, Oliver Dowden, anunció que el Gobierno británico prohíbe la compra de nuevos equipos para redes 5G producidos por Huawei a partir del 31 de diciembre, mientras que los equipos y componentes de la compañía china ya instalados en las redes 5G en territorio británico serán retirados para el año 2027.

Varios aliados de EE.UU. han suspendido sus planes de colaboración con Huawei en el desarrollo del 5G como resultado de la presión de Washington, que asegura que la compañía tiene vínculos con el Gobierno comunista y por lo tanto representa una amenaza a la seguridad de otros países. Tanto Huawei como Pekín han rechazado estas acusaciones indicando que las causas de la medida son la competición tecnológica y la guerra comercial.

RT

A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios