miércoles, 4 de noviembre de 2020

Inversor afirma que el oro resultará ganador sin importar quién se imponga en las elecciones de EE.UU.

Imagen ilustrativaLeonhard Foeger

Las ventajas para el sector llegarían a partir de un importante programa de estímulo fiscal que podría adoptar cualquiera de los dos candidatos.

En medio de la incertidumbre sobre el resultado de las elecciones presidenciales de EE.UU., un inversor afirmó que el gran ganador será el mercado del oro, sin importar qué candidato se imponga en la votación.

James Rasteh, director de inversiones de Coast Capital, comentó a la cadena CNBC que tanto Donald Trump como Joe Biden podrían impulsar un importante programa de estímulo fiscal, medida que normalmente conduce a un mayor déficit. Ello provocaría una pérdida de confianza de los inversores, que, en consecuencia, trasladarían su dinero hacia activos seguros como el oro, lo que generaría un alza de su valor.

"Estaríamos imprimiendo billones de dólares más y todo eso, en última instancia, tiene repercusiones extraordinariamente positivas para el oro", sostuvo el especialista, quien agregó que "las políticas fiscal y monetaria" de ambos candidatos "serían casi idénticas", por lo que "las diferencias que se están delineando son más imaginativas que reales".

Frente a este cuadro de situación, Rasteh advirtió que el nivel de descubrimiento de oro está por debajo del de extracción y vaticinó que en una década la producción será "un 50 % menor" que la actual.

Además, señaló que los capitales invertidos en el mercado del oro están trasladándose hacia fondos cotizados en bolsa, donde dominan las principales mineras. "Es un sector extraordinariamente poco poblado", describió.

Por eso, concluyó que dado que las grandes empresas del oro pierden reservas por la falta de descubrimiento de nuevos yacimientos, podrían verse forzadas a comprar las participaciones de los actores más pequeños del mercado con "reservas atractivas a largo plazo".

En cuanto al precio del metal, en agosto pasado, el oro al contado superó los 2.000 dólares por onza, aunque luego bajó hasta ubicarse en torno a los 1.900.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios