martes, 3 de noviembre de 2020

“Japón pretexta amenaza de China para impulsar su poderío militar”

Tanques de Fuerzas de Autodefensa de Japón en un desfile en Asaka, norte de Tokio (capital japonesa), 14 de octubre de 2018. (Foto: Reuters)


Japón pretexta la “amenaza de China” para argumentar sus intentos destinados a impulsar su poderío militar en la región, denuncia un grupo de expertos chinos.

Japón baraja incorporar un buque de guerra equipado con el sistema Aegis como alternativa al escudo antimisiles Aegis Ashore, de fabricación estadounidense, con el fin de contrarrestar las amenazas de misiles de parte de enemigos, reportó el sábado la agencia local Kyodo, citando a fuentes gubernamentales.

Según el informe, el Ministerio de Defensa nipón está considerando el uso de un buque de 9000 toneladas para montar sobre este el nuevo sistema Aegis. El plan, de materializarse, ofrecería a la Fuerza de Autodefensa Marítima japonesa el buque más grande equipado con dicho sistema antimisiles.

El plan es parte de los esfuerzos de Tokio por contrarrestar las amenazas de misiles planteadas por Corea del Norte y las actividades de Pekín en el mar de la China Oriental, después de que Tokio suspendiera en junio pasado el despliegue planificado del sistema antimisiles de EE.UU. Aegis Ashore, debido a los costes y la falta de seguridad.

No obstante, un grupo de expertos chinos, citado el lunes por el diario local Global Times, señaló que las supuestas amenazas de misiles chinos y norcoreanos sirven a Japón como excusa para impulsar su plan de violar la paz regional.

En concreto, Zhang Junshe, investigador principal en el Instituto de Investigación de Estudios Militares Navales del Ejército Popular de Liberación (EPL) de China, dijo que Japón argumenta la presunta amenaza de países vecinos para romper los límites constitucionales e impulsar su poderío militar.

Los analistas chinos en asuntos militares, no obstante, descartaron que el buque que persiguen los japoneses pueda interceptar los avanzados misiles chinos, tal como es el misil hipersónico DF-17.

De hecho, el mar del Sur de China, el estrecho de Taiwán y el noreste asiático, subrayaron los expertos, están dentro del alcance del DF-17 chino.

Japón forma parte de la agrupación informal conocida como Quad, integrada, además de Tokio, por La India, Australia y Estados Unidos y creada contra la presunta creciente influencia regional de China, país que, a su vez, considera esta alianza como una “pequeña OTAN” (Organización del Tratado del Atlántico Norte), destinada a frenar su desarrollo.

Pekín y Tokio, además, mantienen disputa sobre las islas Senkaku, para Japón, o Diaoyu para China, un grupo de islotes deshabitados, ubicados en el mar de China Oriental y en el extremo occidental de Japón, controlados por Tokio, pero reclamados por Pekín desde finales de la década de 1960.

La tensión entre las dos partes se agravó a principios del año pasado cuando el presidente estadounidense, Donald Trump, intervino en el caso y expresó el apoyo de su país a Japón en el marco de un polémico pacto bilateral de cooperación de defensa. Pekín prometió, por su parte, salvaguardar la soberanía territorial de China frente a Washington y Tokio.

hispantv

A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios