lunes, 16 de noviembre de 2020

Palestina condena expansión israelí con apoyo del saliente Trump

El presidente de EE.UU., Donald Trump (izq.), y el premier israelí, Benjamín Netanyahu, en la Casa Blanca, 15 de septiembre de 2020. (Foto: AFP)

La Cancillería de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) denuncia la expansión de asentamientos israelíes con la luz verde del saliente Gobierno de EE.UU.

A través de un comunicado emitido el domingo, el Ministerio palestino de Asuntos Exteriores condenó en los términos más enérgicos la nueva decisión del régimen ocupador israelí de construir otras 1257 casas en el asentamiento de Givat Hamatos, ubicado en una zona extremadamente delicada en el este de la ciudad de Al-Quds (Jerusalén).

“Está bastante claro que la potencia ocupante quiere […] aprovechar el período de transición restante del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para implementar sus proyectos coloniales expansionistas, que socavarían las posibilidades de lograr la paz”, denuncia el texto.

La nota reza que el régimen israelí con tal medida pretende ocupar más territorios palestinos a fin de separar la santa ciudad de Al-Quds, particularmente desde la parte sureña de la ocupada Cisjordania, de Palestina.

Esta nueva violación, dice, atenta de nuevo contra la posibilidad de lograr una solución al conflicto palestino-israelí y obstaculiza el establecimiento de un Estado independiente y soberano palestino. De hecho, añade, tales decisiones demuestran una vez más que el régimen de Tel Aviv no ha interrumpido en ningún momento su “política de anexión” de Cisjordania.

La Cancillería palestina, además, puso en entredicho la eficacia de los comunicados de condena de la comunidad internacional, pues no pueden frenar el expansionismo israelí. “Los países del mundo deben entrar en la etapa de cuestionar y castigar al régimen ocupante”, puntualizó.

La oenegé israelí Peace Now (Paz Ahora) denuncia que el nuevo plan expansionista israelí bloqueará la posibilidad de contigüidad territorial entre Jerusalén Este y Beit Lahm (Belén), en la ocupada Cisjordania, la principal área metropolitana palestina.

La expansión de viviendas ilegales se ha acelerado en los últimos años con el amparo del premier israelí, Benjamín Netanyahu, y del saliente inquilino de la Casa Blanca, que, con su polémico plan anti-Palestina —el llamado acuerdo del siglo— ha animado al régimen de Tel Aviv a ocupar y anexionarse más territorios palestinos.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios