lunes, 2 de noviembre de 2020

Trump usa a 50 000 observadores para vigilar fraude en elecciones

Los estadounidenses participan de forma anticipada en los comicios presidenciales en la ciudad de Nueva York, 1 de noviembre de 2020. (Foto: AFP)

El presidente de EE.UU., Donald Trump, va a recurrir a un “ejército” de 50 000 observadores para vigilar su tan cacareado fraude en las presidenciales.

El diario estadounidense New York Times (NYT), citando fuentes del Partido Republicano, informó el domingo de que Trump lleva días alentando a sus más fervientes simpatizantes a pasar un día entero en los colegios electorales del país observando a los votantes en las elecciones del 3 de noviembre, listos para llamar a abogados en cuanto perciban alguna de las “irregularidades” que el mandatario lleva denunciando desde hace meses.

Conforme al medio, este llamamiento se corresponde con una estrategia electoral que los republicanos comenzaron a diseñar antes de este verano, con el inicio de un programa de voluntariado, presupuestado aproximadamente en 20 millones de dólares, que preveía reclutar hasta 50 000 voluntarios en 15 estados clave para supervisar el proceso.

Aunque este llamado “ejército de Trump” no es una algo ilegal, la campaña demócrata ha avisado de que estos observadores no pueden interferir el proceso de votación ni pueden forzar unilateralmente la paralización de una mesa. Además, los recientes informes han avisado de que los rumores de fraude diseminados por Trump han generado un estado de paranoia que podría desembocar en enfrentamientos armados en las mesas de votación.

En este sentido, un reciente informe del Giffords Law Center advierte de la probabilidad de que “un número significativo de personas llevara armas a los lugares de votación con el pretexto de prevenir el fraude electoral” que denuncia el inquilino de la Casa Blanca.

“En 2020, con la violencia con armas de fuego a niveles epidémicos en Estados Unidos, la presencia de individuos armados airados por las afirmaciones falsas sobre el fraude electoral supone un riesgo real para la salud y la seguridad”, reza el informe.

Este martes 3 de noviembre se celebran las elecciones presidenciales en Estados Unidos mientras que la población estadounidense tiene dudas sobre si el proceso electoral se desarrollará correctamente, pues Trump ha hecho crecer la sospecha de un posible fraude en las votaciones por el sistema postal, una opción elegida por muchos ciudadanos en medio de la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

El actual presidente de EE.UU. ha argumentado en reiteradas ocasiones que las papeletas de la votación por correo conducen a un fraude electoral masivo, e incluso sugirió a sus partidarios que voten por correo y luego en persona el día de las elecciones, pese a que sufragar dos veces constituiría un delito grave.

Además, ha expresado dudas respecto a la transferencia pacífica del poder y ha cuestionado las encuestas electorales que dan como ganador de los comicios a su rival, el demócrata Joe Biden, tachándolas de defectuosas.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios