lunes, 2 de noviembre de 2020

Trump y Biden se acusan mutuamente de tratar de robar los comicios

El presidente de EE.UU., Donald Trump, habla durante un mitin electoral en la ciudad de Opa Locka, Florida, 1 de noviembre de 2020. (Foto: AFP)

En vísperas de las elecciones presidenciales en EE.UU., las campañas electorales de Trump y Biden se acusan mutuamente de pretender robar los comicios.

El asesor principal de la campaña de Trump, Jason Miller, afirmó el domingo en una entrevista con la cadena local ABC News que el actual presidente estadounidense planea declarar su victoria sobre el demócrata Joe Biden la noche de ese mismo día si los resultados preliminares muestran que está “por delante”.

Miller, tras asegurar que Trump tendrá suficientes votos para ser reelegido, sugirió que cualquier giro a favor de Biden después del día de las elecciones podría ser que los demócratas “intentan robarse” las elecciones.

Estas declaraciones de Miller han provocado una ola de críticas de los partidarios de Biden y acusan a la campaña de Trump de mentir y tratar de “robar” las elecciones ellos mismos.

“Lo que Jason Miller está diciendo es tan estúpido y deshonesto. No hay ningún precedente para esto. Los votos siempre se han contado después del día de las elecciones”, dice, Dan Pfeiffer, exdirector de Comunicaciones de la Casa Blanca.

La gobernadora demócrata de Michigan, Gretchen Whitmer, también dijo a la cadena estadounidense CNN que existía una “posibilidad muy real” de que Trump declarara la victoria electoral antes del recuento final de votos y advirtió a los residentes que no acepten ningún resultado anticipado hasta que se cuenten todos los votos.

Con todo esto, el propio Biden reaccionó al tema diciendo que “mi respuesta es que el presidente no se va a robar esta elección”.

Mañana martes los estadounidenses deciden su futuro en unas elecciones históricas en medio de dudas sobre un posible fraude, y la crisis provocada por la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19.

Diferentes expertos advierten que si Trump no sale reelegido en la próxima cita electoral de EE.UU. existe un creciente riesgo de guerra civil o golpe de Estado de grupos armados de extrema derecha cercanos a Trump.

Según las fuentes, el actual presidente y sus asesores vienen discutiendo desde hace varias semanas la posibilidad de reclamar la victoria por adelantado. De hecho, el equipo de Trump se prepara “para afirmar falsamente que las boletas por correo contadas después del 3 de noviembre –un recuento legítimo que se espera que favorezca a los demócratas– son evidencia de fraude electoral”, informa el sitio de noticias Axios.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios