lunes, 2 de noviembre de 2020

Un hombre que se declaró culpable de haber matado a 14 mujeres hace 30 años, afirma que está sorprendido de no haber sido capturado antes

Investigación del caso de Hwaseong, Corea del Sur, 1993.Yonhap / AP


A pesar de la confesión, será imposible presentar cargos contra Lee Chun-jae ya que los casos han prescrito.

Lee Chun-jae, sospechoso de uno de los asesinatos en serie más notorios de Corea del Sur, se declaró culpable ante un tribunal de la ciudad de Suwon de haber matado a 14 mujeres en los años 80 y cometido unos 30 delitos sexuales. Además, el hombre afirmó que estaba sorprendido de que no lo hubieran capturado antes.

El criminal, de 57 años, asistió este lunes al nuevo juicio de un hombre, identificado por su apellido Yoon, que fue sentenciado erróneamente a cadena perpetua por el asesinato de una niña de 13 años en 1988 y cumplió 20 años de prisión, informa Yonhap. "Yo soy el verdadero criminal", subrayó Lee y agregó: "Me disculpo sinceramente con el señor Yoon, que fue acusado falsamente del asesinato que cometí y cumplió pena de prisión".

El hombre añadió que no tenía razón para acabar con la vida de la chica y no mostró ninguna emoción al describir cómo la mató. "Fue un acto impulsivo", declaró.


Ese asesinato es uno de los 10 crímenes en serie que tuvieron lugar en la ciudad de Hwaseong y sus alrededores entre septiembre de 1986 y abril de 1991. El agresor se acercaba a las víctimas, mujeres entre 14 y 71 años, en zonas rurales por la noche, las violaba y las mataba. También usaba las medias y la ropa de las víctimas para atar sus manos y pies.

Lee, quien confesó los asesinatos en octubre del 2019 a la Policía después de que la tecnología avanzada de ADN lo vinculara con tres de los casos, apuntó que no pensaba que "los crímenes permanecerían ocultos para siempre". "Todavía no entiendo [por qué no era sospechoso]", declaró el delincuente, recoge la CNN. "Los crímenes sucedían a mi alrededor y no me esforzaba por ocultar las cosas, así que pensé que me atraparían fácilmente. Había cientos de fuerzas policiales. Me encontraba con detectives todo el tiempo, pero siempre me preguntaban sobre las personas que me rodeaban".

Además, el delincuente se disculpó con los familiares de sus víctimas. "Escuché que muchas personas habían sido investigadas y sufrían injustamente. Me gustaría disculparme con todas esas personas", afirmó Lee. "Llegué, testifiqué y describí los crímenes con la esperanza de que [las víctimas y sus familias] encuentren algún consuelo cuando se revele la verdad", agregó.

A pesar de la confesión, será imposible presentar cargos contra el sospechoso, ya que los casos de Hwaseong han prescrito. Actualmente Lee está cumpliendo cadena perpetua en una prisión de Busán por otro crimen: violó y mató a su cuñada en 1994.

RT

A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios