viernes, 18 de diciembre de 2020

Imágenes satelitales muestran lo que serían trabajos de construcción en un sitio nuclear iraní

Foto satelital de Maxar Technologies muestra trabajos de construcción en la instalación nuclear Fordo de Irán, 11 de diciembre de 2020.Maxar Technologies / AP

Aunque Teherán no ha confirmado la veracidad de las imágenes, diplomáticos iraníes ante la ONU aseguran que "ninguna de las actividades nucleares de Irán es secreta".

Fotos satelitales obtenidas por la agencia AP este viernes mostraron lo que parece ser el inicio de unos trabajos de construcción en el sitio nuclear iraní de Fordo, cerca de la ciudad sagrada de Qom, unos 150 kilómetros al sur de Teherán. Una foto satelital del 11 de diciembre muestra lo que parece ser una base excavada para un edificio con decenas de pilares. El sitio de construcción se encuentra al noroeste de las instalaciones subterráneas, construidas en el interior de una montaña.

De momento, Teherán oficialmente no ha anunciado ninguna nueva construcción en el lugar. La misión diplomática iraní ante la ONU indicó a la agencia que "ninguna de las actividades nucleares de Irán es secreta", dadas las inspecciones en curso del OIEA, que se encuentran en el país como parte del acuerdo nuclear.

Foto satelital de Maxar Technologies muestra la instalación nuclear Fordo de Irán, 4 de noviembre de 2020.Maxar Technologies / AP

"Siempre hemos afirmado que nuestras actividades actuales, que corresponden [al acuerdo nuclear], pueden y serán revertidas inmediatamente una vez que las otras partes, incluido EE.UU., cumplan plenamente con lo acordado, en particular con la eliminación de las sanciones", dijo el portavoz de la misión, Alireza Miryousefi.

La semana pasada, imágenes satelitales tomadas en la zona de otra central nuclear iraní, la de Natanz, sugirieron que Teherán está trasladando su instalación de ensamblaje de centrifugadoras —las máquinas que enriquecen el uranio— al interior de una montaña luego de la destrucción de su ubicación anterior por una explosión en julio, que el país atribuyó a un sabotaje enemigo.

A principios de diciembre, el Consejo de Guardianes de Irán aprobó una ley que suspenderá las inspecciones de la ONU en sus instalaciones nucleares y obligará al Gobierno a aumentar el enriquecimiento de uranio más allá del límite establecido en el acuerdo nuclear de 2015, en caso de que las sanciones occidentales no se alivien en dos meses. Según el acuerdo nuclear de 2015, Irán acordó dejar de enriquecer uranio en el sitio nuclear de Fordo y convertirlo en "un centro nuclear, de física y tecnología".

El acuerdo nuclear limita al 3,67 % la pureza fisionable a la que Irán puede refinar uranio, muy por debajo del 20 % logrado antes del pacto y todavía más del 90 % requerido para desarrollar armas nucleares. Teherán superó el límite de 3,67 % en julio de 2019 y el nivel de enriquecimiento se ha mantenido desde entonces estable en 4,5 %.

RT

A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios