domingo, 27 de diciembre de 2020

Palestina demandará a EEUU en La Haya por etiqueta hecho en Israel

El presidente de EE.UU., Donald Trump (dcha.), reunido con el premier israelí, Benjamín Netanyahu, en la Casa Blanca (Washington), 27 de enero de 2020.


El Gobierno palestino demandará a EE.UU. en cortes internacionales por etiquetar los productos fabricados en los asentamientos ilegales como “hechos en Israel”.

El ministro de Justicia palestino, Mohamad Shalalda, dijo que presentarán una queja formal contra la Administración estadounidense, primero, en los tribunales del país norteamericano, y luego en la Corte Penal Internacional (CPI) y entes de justicia regionales.

El responsable palestino aseveró el sábado a la radio local Voz de Palestina que la iniciativa estadounidense es contraria a la Resolución vinculante 2234 del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas (CSNU), que afirma que los asentamientos israelíes erigidos en los territorios palestinos, ocupados desde 1967, “no tienen validez legal” y los califica como una “flagrante violación” del derecho internacional, demandando a Israel detener tales actividades.

La medida, prosiguió Shalalda, también vulnera el Cuarto Convenio de Ginebra, los derechos humanos y la opinión consultiva de la Corte Internacional de Justicia.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos anunció el miércoles la entrada en vigencia de una orden que requiere que los productos fabricados en las colonias israelíes de la Cisjordania ocupada sean etiquetados como “Hecho en Israel”.

Las nuevas pautas fueron anunciadas por el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, en noviembre luego de una visita polémica y sin precedentes a un asentamiento ilegal en la Cisjordania ocupada, donde recorrió una bodega.

El jueves, el Ministerio palestino de Asuntos Exteriores consideró la referida decisión de EE.UU. como un “crimen de guerra” y “un intento de legitimar los productos fabricados en los asentamientos, así como el robo de tierras y productos palestinos”.

Desde 1995, la política estadounidense exige que los productos fabricados en Cisjordania y la Franja de Gaza se etiqueten como tales. Esa directiva fue reeditada en 2016 por la Administración del entonces presidente, Barack Obama, que advirtió que etiquetar productos como “hechos en Israel” podría dar lugar a multas.

Aun se desconoce, si el entrante Gobierno de Joe Biden cumplirá con la controvertida orden de la actual Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, un firme aliado del régimen israelí, cuyas políticas han contribuido a la expansión israelí de colonias ilegales.

hispantv

A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios