lunes, 11 de enero de 2021

Netanyahu tendrá que comparecer el 8 de febrero ante el tribunal

Benjamín Netanyahu habla con su abogado dentro del tribunal durante el primer día de su juicio por corrupción, 24 de mayo de 2020. (Foto: AFP)

El tribunal de Al-Quds determina el 8 de febrero para la próxima audiencia en el juicio por corrupción de Netanyahu, seis semanas antes de las elecciones generales.

Dicha sesión originalmente estaba prevista para el 13 de enero (próximo miércoles), pero el 8 de enero los jueces israelíes decidieron aplazarla a causa del confinamiento por la pandemia del nuevo coronavirus, causante de la COVID-19, informa el diario israelí Yedioth Ahronoth.

La medida se ha adoptado este lunes, después de que la corte rechazó el viernes una solicitud de los abogados del primer ministro israelí para demorar la audiencia, argumentando que necesitaban más tiempo para analizar una serie de pequeñas enmiendas realizadas recientemente a las acusaciones contra el mandatario.

Este aplazamiento ha irritado también a los opositores, que han arremetido incluso contra el líder opositor y actual ministro de Defensa, Benny Gantz.

Al respecto, Gantz ha argumentado que no tiene control sobre la decisión de los tribunales y recalcado que “el mayor problema es un primer ministro que ocupa el cargo estando imputado”, indica The Jerusalen Post.

Netanyahu es el primer ministro en la historia de Israel que está acusado por recibir obsequios de amigos multimillonarios e intercambiar favores con magnates de los medios de comunicación para una cobertura más favorable de su imagen y de su familia.

De momento, sobre Netanyahu pesan acusaciones relacionadas con los casos llamados 1000, 2000 y 3000 y 4000. En el primero, él es sospechoso de aceptar lujosos regalos del productor de cine, traficante de armas y espía Arnon Milchan, a cambio de favores.

Los 2000 y 4000, que analizan sus posibles pactos o intercambio de favores a cambio de coberturas favorables en importantes grupos de comunicación, mientras en el caso 3000, está vinculado a un esquema de soborno en la compra estatal multimillonaria de los buques de guerra al constructor naval alemán Thyssenkrupp.

La celebración de este juicio tendrá lugar en medio de una crisis política que desembocaría en las cuartas elecciones en dos años.

hispantv

A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios