lunes, 15 de febrero de 2021

Bolsonaro permite a ciudadanos tener hasta seis armas

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro. (Foto: EFE)

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha emitido un decreto que le permite a los ciudadanos tener hasta seis armas para su “autodefensa personal”.

El mandatario volvió a modificar los decretos sobre el uso de armas para hacer más fácil la adquisición de armas de fuego por los ciudadanos autorizados. En el caso de determinadas categorías, como magistrados, miembros del Ministerio Público y agentes penitenciarios, se autoriza la compra de dos armas de uso restringido. 

“Es claro, por tanto, que el paquete de reformas a los decretos de armas comprende un conjunto de medidas que, en última instancia, tienen como objetivo materializar el derecho que tienen las personas autorizadas por la ley a la adquisición y posesión de armas de fuego y al ejercicio de la actividad de coleccionista, francotirador y cazador, en los espacios y límites permitidos por la ley”, anunció el Palacio de Planalto, en una nota sobre las cuatro nuevas normas, publicada el sábado.

Los francotiradores y cazadores ahora pueden comprar hasta 1000 unidades de municiones y suministros para recargar hasta dos mil cartuchos por cada arma de fuego de uso restringido anualmente. En el caso de armas de uso permitido, la limitación es de hasta 5000 unidades de munición y suministros para recargar hasta 5000 cartuchos por cada arma.


Hace unos días, el mandatario ultraderechista afirmó que no le teme “al pueblo armado”, pues “impide que el gobernante de turno quiera ser un dictador”, y consideró que armarse es “un derecho” de los brasileños.

Para Adilson Paes de Souza, especialista en seguridad pública, la flexibilización de armas muestra “un típico golpe de Estado”. El experto señala que Bolsonaro está más preocupado con “servir a los intereses de un público fiel a él y no preocupado por lo que es mejor para Brasil y para los brasileños”.

“Esto hay que decirlo: Bolsonaro está creando y consolidando con esta flexibilidad la existencia de varias milicias o grupos paramilitares en el territorio. (…) Si pierde las elecciones de 2022, hará un llamado a estas personas, a las que llama “buenos ciudadanos”, para que intervengan de manera armada y lo obliguen a permanecer en el poder. Es un golpe, un típico golpe de Estado”, advierte Adilson.

Bolsonaro, líder de una emergente ultraderecha y quien se proclama “armamentista”, asumió la Presidencia de Brasil en enero de 2019 y desde entonces ha impulsado diversas medidas para promover la “autodefensa” de la sociedad contra la creciente delincuencia, una política que ha suscitado gran polémica en un país con récord de homicidios.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios