jueves, 4 de febrero de 2021

Gobierno de Biden anuncia su compromiso con Ley César contra Siria

El presidente de EE.UU., Joe Biden, firma órdenes ejecutivas en la Oficina Oval de la Casa Blanca, 2 de febrero de 2021. (Foto: AFP)


La Administración del nuevo presidente de EE.UU., Joe Biden, cumplirá la llamada “Ley César” contra Siria que impulsó su antecesor republicano Donald Trump.

“No se dejará de hacer cumplir la Ley César”, ha enfatizado el portavoz del Departamento de Estado del país norteamericano, Ned Price, en declaraciones publicadas este jueves en el periódico saudí Asharq Al-Awsat.

El vocero ha afirmado que las sanciones incluirían a personas y organizaciones prosirias que evitan alcanzar una solución política pacífica para la crisis de larga data en el país árabe.

Sin embargo, Price alegó que el nuevo Gobierno estadounidense aboga por mantener el proceso diplomático, facilitar las medidas humanitarias y brindar asistencia para llegar a una solución pacífica en Siria.

Las sanciones occidentales y estadounidenses fueron aplicadas contra el Gobierno y el pueblo sirios desde el comienzo de la crisis (2011), obstaculizando el acceso del país a sus necesidades del petróleo, medicamentos y productos alimenticios, lo que conllevó a un incremento de más del 50 % de todas las necesidades del pueblo sirio.

La “Ley César”, aprobada en diciembre de 2019 por el Congreso y el Gobierno, entonces presidido por Donald Trump, es la nueva versión de estas medidas coercitivas y se considera la más severa contra un pueblo que sufre desde hace casi nueve años, una guerra catastrófica a todos los niveles, y no controla una parte importante de sus recursos y riquezas naturales.

Además, autoriza la imposición de sanciones adicionales al presidente sirio, Bashar al-Asad, y a los altos dirigentes de este país, así como a las entidades financieras sirias y sus colaboradores extranjeros.

Desde Siria, la nación afirma que la Ley César, al igual de todas las sanciones anteriores impuestas sobre Siria, jamás logrará romper su la voluntad ni cambiar sus principios, pese a las consecuencias.

La postura de Biden no toma por sorpresa a las autoridades sirias que ya habían afirmado que las políticas geoestratégicas de EE.UU. no cambiarían de la noche a la mañana, por el simple hecho de que cambiase el equipo presidencial en la Casa Blanca.

hispantv

A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios