viernes, 5 de febrero de 2021

ONU confirma detención de jefe de Al Qaeda en Península Arábiga

De acuerdo con la ONU, la pérdida de Khalid bin Umar Batarfi y otros líderes de Al Qaeda en la Península Arábiga supone un duro revés para ese grupo armado. | Foto: Deutsche Welle


Un operativo de seguridad condujo al arresto en Yemen, en octubre de 2020, de Khalid bin Umar Batarfi.

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) confirmó este jueves, a través de un informe presentado ante el Consejo de Seguridad, que el jefe del grupo armado Al Qaeda en la Península Arábiga (AQAP), Khalid bin Umar Batarfi, fue arrestado en Yemen en octubre de 2020.

El reporte preparado por el Equipo de Apoyo Analítico y Vigilancia de las Sanciones, adjunto al Consejo de Seguridad, señala que a finales de ese año AQAP sufrió varios reveses.

La operación en la que se detuvo a Batarfi en la ciudad de Ghayda (este de Yemen) concluyó además con la muerte de su segundo al mando, Saad Atef al-Awlaqi.

De acuerdo con esta evaluación, AQAP también se resintió tras el asesinato, en noviembre pasado, de su líder en la gobernación de Abyan (suroeste), Al-Khadr al-Walidi.



El informe añade que el grupo armado sufrió una severa derrota en la provincia de Al-Bayda (suroeste), por lo que los combatientes que quedaban allí se dispersaron hacia las gobernaciones de Shabwa, Marib y Abyan, colindantes con aquella.

Además, menciona que, en paralelo con la pérdida de sus cabecillas, “AQAP está sufriendo una erosión de sus filas causada por disensiones y deserciones, lideradas principalmente por uno de los exlugartenientes de Batarfi, Abu Omar al-Nahdi”, agrega.

Asimismo, advierte que, una vez que se levanten las restricciones para hacer frente a la Covid-19, pueden producirse ataques preplanificados por este grupo de línea dura en todo el mundo.

También conocido como Abu Miqdad al-Kindi, Batarfi se unió a Al Qaeda antes de los ataques del 11 de septiembre de 2001 y posteriormente se unió a la filial en Yemen. El Gobierno de Estados Unidos lo considera muy peligroso.

Se estima que tiene poco más de 40 años y que asumió como líder en febrero de 2020, tras la muerte de su predecesor Qassim al-Rimi en un ataque aéreo estadounidense en Yemen. Es también el primer dirigente al que capturan vivo. 

telesurtv 

A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios