viernes, 5 de febrero de 2021

Un niño autista solo come unos gofres que dejarán de fabricar y su madre no sabe qué hacer

Imagen ilustrativa.Unsplash / Austin Park

La compañía que produce ese alimento se enteró de la historia y ayudó a los perjudicados.

Jenna Roman se angustió porque la empresa que elaboraba el único alimento que come su hijo autista dejó de fabricar ese producto y las existencias de los establecimientos están a punto de agotarse, informa Global News.

Jerico tiene casi 10 años y presenta una aversión extrema a la comida, con lo cual su alimentación supone un reto: además de un batido con verduras y vitaminas, hasta el momento su única comida diaria se compone de 24 gofres congelados de jarabe de arce y canela de la marca Nature's Path.

Esta madre residente en la Columbia Británica (Canadá) explica que el menor tuvo problemas con la comida casi toda su vida y los intentos de ampliar su gama de alimentos, incluso con terapia, solo le generaron ansiedad y aumentaron sus problemas de reflejo nauseoso.

Roman logró romper ese "círculo vicioso" a principios de 2020, cuando el niño empezó a consumir ese producto después de que un ataque le llevara a dejar de comer durante casi dos semanas.

A comienzos de enero notó que cada vez le resultaba más difícil conseguir los gofres, después se enteró de que dejarían de estar disponibles en Canadá y, finalmente, descubrió que se dejarían de producir, una información que le generó "pánico y estrés".

Un amigo de un amigo trabaja en Nature's Path, difundió el hecho entre los empleados de la compañía, la historia llegó a los dirigentes, rastrearon sus existencias y encontraron seis cajas en un almacén de Illinois (EE.UU.), que enviarán a esta familia.

Para almacenar esos envases, Jenna Roman lanzó una campaña para obtener fondos que le permitan pagar un congelador con el tamaño suficiente para almacenar esas existencias: "ya no tengo que preocuparme más", aseguró aliviada.

RT

A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios