jueves, 4 de febrero de 2021

Una mujer que dio a luz en coma por complicaciones del covid-19, conoce a su bebé casi tres meses después del parto

Imagen ilustrativaMike Blake / Reuters

El pronóstico de la madre era poco alentador pues los especialistas estimaron que su estado era tan grave que requería un trasplante de pulmones para sobrevivir.

Una mujer estadounidense ha conocido a su bebé casi tres meses después de dar a luz. El nacimiento de la menor se produjo mientras la madre estaba en coma debido a complicaciones del covid-19, informó este martes NBC.

Kelsey Townsend, de 32 años, asegura que no tenía enfermedades preexistentes que pudieran agravar su estado de salud al contraer el coronavirus. Sin embargo, en octubre del año pasado fue internada en un hospital de Wisconsin tras presentar serias dificultades para respirar, tos y neumonía.

Ante su avanzando estado de gestación que ya alcanzaba los nueve meses, los médicos decidieron inducirle el coma para recibir a la bebé. A pesar del diagnóstico de la madre, la niña, llamada Lucy, dio negativo por covid-19, al igual que el padre y sus hermanos.
Conectada a un respirador

Mientras Lucy se iba a casa con el resto de la familia, Kelsey empeoró aún más y tuvo que ser trasladada a otro hospital, donde pasó varios meses conectada a máquinas de oxigenación y respiración artificial. Sin embargo, la paciente logró superar la enfermedad y fue dada de alta recientemente.

Ahora, la mujer cuenta su historia y asegura que fue "increíble" abrazar a su hija cuando regresó a casa. "Había estado esperando durante mucho tiempo para conocerla y estaba muy feliz", señaló Kelsey al medio estadounidense.

El pronóstico de la madre era poco alentador pues los especialistas estimaron que su estado era tan grave que requería un trasplante de pulmones para sobrevivir. No obstante, su condición de salud fue mejorando y a mediados de enero, salió de la unidad de cuidados intensivos.

"No había mucha certeza de que volvería a casa. Hubo muchas noches en las que recibí llamadas telefónicas de los médicos que decían que no pensaban que fuera a sobrevivir a la noche. Era una montaña rusa emocional", comentó el esposo de la paciente Derek Townsend.

RT
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios