miércoles, 24 de marzo de 2021

EEUU en alerta: China invadiría Taiwán en mucho menos de 6 años

Un tanque del Ejército chino dispara durante un ejercicio militar en una base en la provincia china de Jilin. (Foto: Reuters)


Un alto militar estadounidense alerta que China podría invadir Taiwán, isla que considera parte de su territorio, en un futuro inminente, en menos de seis años.

Ante el Comité de Servicios Armados del Senado, el almirante John Aquilino, elegido para ser el próximo jefe del Comando de las fuerzas estadounidenses en Indo-Pacífico (INDOPACOM, por sus siglas en inglés) del Departamento de Defensa estadounidense (Pentágono), aseguró el martes que la hipótesis de que China invada Taiwán es mucho más seria e inminente de lo que muchos creen.

“Mi opinión es que este problema está mucho más cerca de lo que la mayoría piensa y tenemos que afrontarlo”, aseveró Aquilino durante la audiencia legislativa para la confirmación del cargo, donde reconoció que la recuperación del control de Taiwán supone la “prioridad número uno” de Pekín.

De este modo, expresó su desacuerdo con los recientes comentarios del saliente comandante del INDOPACOM, el almirante Philip S. Davidson, quien dijo el 9 de marzo que China podría invadir Taiwán dentro de seis años para remplazar a EE.UU. como la primera potencia militar en la región de océano Pacífico.

Aquilino advirtió que la amenaza china sería tan grande que Washington debería atribuir 27 000 millones de dólares para reforzar “en el corto plazo y con urgencia” sus capacidades militares en la región. Al desarrollar esa advertencia, dijo que el país asiático “ha generado algunas capacidades en la región que están diseñadas para mantenernos fuera”.

China reclama que Taiwán es parte de su territorio, a pesar de que desde 1949, los taiwaneses se gobiernan como una nación con sus propios ministros y políticas nacionales y de exteriores, independientes de Pekín.

Esto mientras que, la isla no es reconocida como un Estado independiente por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y la mayoría de los países del mundo, incluido EE.UU.

Sin embargo, Estados Unidos ha cuestionado el principio de una sola China al aumentar los contactos diplomáticos con Taiwán e intensificar las cooperaciones militares con la isla, convirtiéndose en su principal proveedor de armas ante lo que llama la persistente “amenaza china” contra la isla. Washington la mantiene, además, una presencia militar ilegal en las aguas territoriales de China.

Pekín, a su vez, recalca que la militarización de la región marítima provoca inestabilidad y tensión. Asimismo, ha amenazado a Estados Unidos con tomar represalias por la venta de armas a Taiwán, ya que se trata de una interferencia en los asuntos internos del país y en sus "intereses en materia de seguridad”.

En este sentido, el gigante asiático ha aumentado en los últimos meses sus actividades militares cerca de Taiwán para manifestar su rechazo a las políticas separatistas de la cúpula gobernante en Taipéi.

Mientras tanto, la Administración del nuevo presidente estadounidense, Joe Biden, ha prometido seguir brindando soporte a Taiwán, como lo hizo su antecesor, Donald Trump.

A medida que las tiranteces se agudizan entre EE.UU. y China, se alerta del creciente riesgo de un enfrentamiento entre ambos lados en la zona de Asia-Pacífico.

hispantv

A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios