domingo, 7 de marzo de 2021

"Si no se gestiona la vacuna, no habrá respuesta que valga": Indígenas de Ecuador piden aprobar la Sputnik V

Stevo Vasiljevic / Reuters


Un dirigente indígena ha mantenido reuniones con diplomáticos rusos acreditados en el país para discutir la posibilidad de conseguir el antídoto.

Indígenas de Ecuador han pedido a la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa) que autorice la vacuna rusa Sputnik V y otros antídotos contra el coronavirus. Así lo ha afirmado Leonidas Iza, dirigente del Movimiento Indígena y Campesino de Cotopaxi (MICC), quien recordó que varios especialistas creen que Ecuador va con mucho retraso en la vacunación, al tiempo que criticó al Gobierno de Lenin Moreno por solo haber cubierto hasta ahora un 0,2 % de los nueve millones de habitantes que se ha propuesto inmunizar este año.

En declaraciones a EFE, el representante indígena se hizo eco de los límites alarmantes a los que ha llegado la pandemia en Ecuador, y relató que ha mantenido reuniones con diplomáticos rusos acreditados en el país para discutir la posibilidad de conseguir Sputnik V. "Por más esfuerzos que hagamos, si no se gestiona la vacuna, no habrá respuesta que valga", alertó Iza. 


Factores por concretar


En particular, Iza enumeró una serie de factores que destacaron los diplomáticos rusos en la última reunión en la Embajada, y que deben concretarse para que la vacuna pueda llegar al país andino.

En primer lugar, el Arcsa debe precisar las especificaciones técnicas y científicas que garanticen el ingreso del antídoto, señaló el dirigente indígena, subrayando que "si no hay la autorización, no habrá cómo traer la vacuna". En este sentido, recordó que la farmacéutica rusa ya ha entregado a la autoridad la petición correspondiente y todos los documentos necesarios para su aprobación.

Por otro lado, la misión diplomática mencionó los cupos de vacunas que se podrían asignar a Ecuador, en medio del aumento de la demanda del fármaco en el mercado mundial. En este sentido, Iza advierte que, si no se actúa rápido, Ecuador podría tener que esperar "por mucho tiempo" la llegada de las dosis, por lo que insistió en la necesidad de tramitar la autorización "cuanto antes". También sugirió que podría ser la Asociación de Municipalidades del Ecuador (AME) la que concrete las dosis requeridas a partir de las necesidades de cada ciudad.

Asimismo, remarcó que ha preguntado a los diplomáticos rusos sobre la posibilidad de ofrecer "precios diferenciados para los pueblos indígenas", y que les respondieron que lo consultarán a las autoridades del país. 


Una estrategia "para toda la población"


El dirigente matizó que las conversaciones con Rusia no son para "resolver la necesidad de los pueblos y nacionalidades indígenas", sino que representan una estrategia "para toda la población" en medio de la incertidumbre sobre la estrategia de vacunación del Gobierno.

Según el líder del Movimiento, filial de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), ya han enviado esta semana al Arcsa una carta para solicitar explicaciones sobre el estado de certificación de vacunas contra el covid-19.

Iza también compartió sus sospechas de que el Gobierno local ha dado prioridad a negociaciones con vacunas procedentes de EE.UU. y países alineados. En este sentido, enfatizó que "no puede haber intereses políticos" en la lucha contra la pandemia, que se enmarca en "una necesidad de defender la vida".
La vacuna Sputnik V utiliza una tecnología de adenovirus humano de dos vectores diferentes, Ad26 y Ad5, que se aplican en dos inyecciones que se administran con una separación de 21 días. Esta solución no contiene adenovirus humanos vivos, sino vectores adenovirales, que no se multiplican y resultan completamente seguros para la salud.


A primeros de febrero, la prestigiosa revista médica The Lancet publicó los resultados preliminares de los ensayos de la tercera fase del fármaco ruso, que muestran que tiene una eficacia del 91,6 %, es apto para todos los grupos de edad y no tiene efectos secundarios graves.


Sputnik V se ha convertido esta semana en la segunda vacuna anticovid que más países han aprobado oficialmente tras adelantar a la de Pfizer.


La Agencia Europea de Medicamentos (EMA) ha comenzado el procedimiento de revisión continua (rolling review) del fármaco ruso, en el marco del cual evaluará el antídoto para comprobar que se ajusta a los estándares de la UE en eficacia, seguridad y calidad.

RT

A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios