sábado, 12 de junio de 2021

A Putin no le preocupa el término “asesino”; es la cultura de EEUU

 El presidente ruso, Vladimir Putin, en un acto en San Petersburgo, Rusia, 4 de junio de 2021. (Foto: AFP)

El mandatario ruso, Vladimir Putin, afirma que los nexos bilaterales entre Rusia y EE.UU. se han deteriorado a su punto “más bajo” en últimos años.

En una entrevista concedida el viernes a la cadena estadounidense NBC News, el presidente de Rusia hizo alusión a los lazos de Moscú con Washington. “Tenemos una relación bilateral que se ha deteriorado a su punto más bajo en los últimos años”, manifestó.

El mandatario ruso indicó que, durante su mandato, se ha acostumbrado a ataques desde todo tipo de ángulos y áreas, bajo cualquier pretexto y razones, así como de diferente calibre y ferocidad por parte de Estados Unidos, para luego asegurar que ya nada le sorprende.

“No es algo de lo que me preocupe lo más mínimo (...) Nada de esto me sorprende. En lo que respecta a la retórica dura, creo que es una expresión de la cultura estadounidense en general”, dijo Putin sobre el término “asesino”, usado por Biden en su contra.

El líder ruso subrayó que el expresidente de EE.UU. Donald Trump era una persona “colorida”, contraria al nuevo inquilino de la Casa Blanca, Joe Biden, quien es “un hombre de carrera”.

“Ese (Biden) es un tipo diferente de persona, y tengo la gran esperanza de que sí, hay algunas ventajas, algunas desventajas, pero no habrá ningún movimiento impulsivo, en nombre del presidente estadounidense en funciones”, remarcó.

Los comentarios del jefe de Estado ruso se produjeron antes de una cumbre con su homólogo estadounidense que tendrá lugar el próximo 16 de junio en Ginebra (Suiza). En la cumbre, los mandatarios de ambos países van a discutir varias cuestiones urgentes, no obstante, el canciller ruso, Serguéi Lavrov, ya había dicho el 1 de junio que no esperaba “decisiones históricas” del evento.

Rusia y EE.UU. mantienen focos de enfrentamiento sobre varios temas, como el caso de la crisis de Ucrania, el gasoducto Nord Stream-2, la detención del opositor ruso Alexéi Navalni y la crisis en Siria, entre otros.

A pesar de que se proyectaban cambios con Biden en la Casa Blanca, las relaciones de ambos países han ido de mal en peor durante estos últimos meses. El inquilino de la Casa Blanca, nada más llegar al poder, llamó “asesino” a Putin. En respuesta, el presidente ruso le deseó buena salud a Biden y dejó claro que “el asesino es el que acusa a los demás de serlo”.

Sin ir muy lejos, esta misma jornada la Administración de Biden ha comunicado que asignará una ayuda militar de 15 millones de dólares a Ucrania para poder “preservar su integridad territorial”.

Ucrania y Rusia mantienen una tensión fronteriza a punto de convertirse en una confrontación militar directa a principios de este año. El foco de tensión es Donbás, una república independentista del este de Ucrania.

Desde 2014, los independentistas prorrusos se enfrentan en esta zona con el Ejército ucraniano, bajo el paraguas de la Organización del Tratado de Atlántico Norte (OTAN).

Kiev indica que el conflicto en esta área de su territorio lo aviva Rusia. Pero, Moscú considera que todo esta historia están montando EE.UU. y sus aliados de la OTAN para socavar su estabilidad y su seguridad.

hispantv
A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios