domingo, 11 de julio de 2021

Descubren que el TDAH en adultos está relacionado con el desarrollo de varias enfermedades físicas

La identificación de enfermedades físicas concurrentes puede tener implicaciones importantes para el tratamiento de ese trastorno en adultos.


Los adultos con trastorno por déficit de atención e hiperactividad(TDAH) tienen un mayor riesgo de desarrollar una amplia gama enfermedades físicas, incluidas dolencias del sistema nervioso, respiratorias, musculoesqueléticas y metabólicas, según un estudio publicado esta semana en la revista The Lancet Psychiatry.

"La identificación de enfermedades físicas concurrentes puede tener implicaciones importantes para el tratamiento de adultos con TDAH, así como para beneficiar la salud y la calidad de vida a largo plazo de los pacientes", considera la investigadora del Instituto Karolinska (Suecia) y autora principal del estudio, Ebba Du Rietz.


El TDAH es un trastorno neuropsiquiátrico común que se caracteriza por problemas de concentración, impulsividad e hiperactividad, y que comúnmente se trata con medicamentos estimulantes (metilfenidatos o anfetaminas).

Los autores de este trabajo analizaron los registros médicos de más de 4 millones de suecos, incluidas personas con TDAH, y los correlacionaron con 35 afecciones físicas diferentes.


Enfermedades vinculadas al TDAH


Aquellos pacientes con TDAH revelaron tener un mayor riesgo de sufrir todas las enfermedades estudiadas, excepto la artritis. Las asociaciones más fuertes fueron para afecciones del sistema nervioso y del tracto respiratorio, así como para enfermedades musculoesqueléticas y metabólicas. Los diagnósticos claramente más relacionados con el TDAH fueron la enfermedad hepática asociada al alcohol, los trastornos del sueño, la enfermedad pulmonar obstructiva crónica, la epilepsia, el hígado graso y la obesidad. El TDAH también se relacionó con un riesgo ligeramente mayor de padecer de enfermedad cardiovascular, enfermedad de Parkinson y demencia.

El aumento de ese riesgo podría explicarse, en gran medida, por factores genéticos subyacentes que contribuyeron tanto al TDAH como a la enfermedad física, con la excepción de los trastornos del sistema nervioso y las relacionadas con la edad.

RT

A continuación Siguiente
No te pierdas Anterior

Comentarios